Pequeñas y grandes decisiones: construyendo un hogar

DecidirNuestra vida es una continua toma de decisiones, muchas de las cuales tomamos prácticamente sin darnos cuenta. Tomar una decisión siempre comienza por decidirse entre Decidir o No hacer nada, es decir No Decidir. Cuando Decidimos asumimos el compromiso con los resultados, de la misma forma que al no decidir demostramos que no estamos haciendo nada para lograr los resultados esperados. Decidir o NO, depende de nuestros modelos mentales que muchas veces nos llevan a eludir decisiones para evitar el fracaso. Pero esto es harina de otro costal y motivo de un post totalmente diferente.

Tomamos pequeñas decisiones eligiendo el desayuno cada mañana, como me visto, como planifico mi agenda, y otras miles que tomamos sin nisiquiera pensar y que tienen diverso impacto… Por otra parte existen puntos de inflexión, definidos por las grandes decisiones que marcan profundamente nuestra vida. Desde mi punto de vista dos de las más importantes ¿ a qué me voy a dedicar para sentirme realizada? y ¿con quien voy a compartir mi vida? ya que marcarán la calidad de nuestra vida y deberían ser revisadas y adaptadas más de una vez. La primera decisión solemos tomarla sin tener muy claras nuestras capacidades, lo que nos puede llevar en mas de un caso a una frustración difícil de compensar.  Por esto es conveniente replantearnos si realmente estamos donde queremos y que podemos hacer para cambiarlo. En cuanto a la segunda, para mi resulta siempre difícil porque me planteo la duda ¿cómo puedo estar segura de quien será la persona correcta con quien valga la pena compartir mi vida? … y es que la respuesta es obvia, no estaré segura nunca, simplemente tengo que decidir, apostar consciente de mi miedo a equivocarme, a fracasar y no poder realizar mis sueños. El miedo es una emoción más que debemos saber controlar, para no actuar desde él, porque el miedo esos dragones que nos asechan, nos paralizan,  y no nos deja actuar, no nos deja decidir. Pero en las grandes decisiones el mayor riesgo es no arriesgarse, el asumir riesgos nos pondrá en condiciones de vivir una vida más vital, más satisfactoria y más plena.

MudanzaY aquí estoy escribiendo este post, después de darle forma a mi decisión de querer construir un hogar, de lanzarnos a la piscina de la convivencia juntos, llenos de temores e ilusiones, pasando de la noche a la mañana a acostarnos y levantarnos todos los días juntos ( antes viviendo en el mismo edificio cada uno podía dormir en su casa) sin un lugar donde esconder esas facetas de cada uno que no parecen tan buenas. A pesar de ser una de las decisiones mas importantes de mi vida, no han sonado trompetas, ni nos ha acompañado una banda sonora fantástica, porque las decisiones que marcan nuestro destino nacen en nuestro silencio interior y al materializarse están llenas emoción, nervios, estrés, un montón de cajas y cosas por hacer muy alejados del ideal romántico de las películas.

Esta decisión de compartir nuestra vida, es basada en el objetivo común de construir un hogar, que es mucho más que elegir la casa en la que vivimos, que decoración, muebles, o donde poner cada cosa, a lo que dedicamos mucho tiempo. Es evitar quedarnos estancados en la ilusión que marca el comienzo de la vida en pareja y sus posibles desencuentros ( ya sabemos esto de las altas expectativas), y tener paciencia, aprender a aceptar las diferencias y por supuesto hablar todo. Un hogar se construye día a día, convertir paredes de ladrillo en ese lugar de pertenencia donde sentirnos bien y donde sentirnos bienvenidos, pero no solo a base de decoración ( vale sí también ayuda porque lo hace nuestro) sino a base de pequeñas decisiones en nuestro día a día como por ejemplo:

  • Aceptar las diferencias como algo enriquecedor, esto mismo es lo que nos ha unido como pareja y seguro también nos unirá más.
  • No pedir al otro más de lo que nos pedimos a nosotros. Los defectos también unen. Se que soy muy exigente conmigo misma, así que ponerle freno a mis expectativas y por supuesto no adoptar el papel de mamá. ( Uno de mis Project Manager y amigo me decía que las mujeres sin ser mamás no entendíamos que la ropa de los hombres se iba de forma misteriosa de cualquier lugar ya sea el salón, el baño incluso la entrada de la casa a la lavadora y de allí al armario perfectamente colgada y que ahora pretendíamos romper esa magia que tenían cuando vivían con sus mamas … )
  • Si surgen conflictos, mirar al pasado y ver si reeditamos una situación antigua, sin sacar tupperwares del freezer (rencores acumulados). Lo interesante es extraer lo positivo y darle la vuelta a la situación.
  • Hablar todo: permite una buena adaptación, evita malentendidos y aclara situaciones, sobre todo un mejor entendimiento de las circunstancias de cada uno.
  • No irse a dormir sin haber solucionado las diferencias, evitará rencores que llevan a guardar tuppers en la nevera (esos mismos que sacamos después)
  • Hablar de los conflictos a medida que ocurran en un lugar de “estallar” un día con reproches sobre cosas que el otro ni siquiera recordará, porque estaban en el fondo del congelador!
  • Estar juntos no significa hacer todo juntos, tener nuestra independencia nos hará disfrutar del tiempo juntos, espacio para los amigos, las actividades que nos gustan ( a uno y al otro no), incluso para mi locura de trabajar desde casa más de una vez y que ya no tengo donde ocultar.
  • Tener nuestra cuenta emocional saneada ( y si no, lo antes posible hacer depósitos, porque estar bien con nosotros mismos es la base de poder compartir con los demás)

Caminar juntosNos queda un gran camino por recorrer y ahora ( después del estrés de la mudanza) estamos disfrutando de nuestros primeros pasos, de crecer como pareja, para tener éxito en la construcción de nuestro hogar evitando pasar por el camino que nos lleva de la desilusión al desencanto, y si alguna vez equivocamos el paso, estar dispuestos a rectificar. Por que al final lo que quiero es SER FELIZ !

” No es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada”. H. Jackson Brown

Anuncios

Cara a cara a un resfriado

Sabemos que los virus nos atacan cuando estamos bajos de defensas y los cambios de temperatura que hemos tenido en Madrid últimamente, no ayudan mucho, porque las defensas son más vulnerables a causa de los cambios. Por otra parte,  se ha demostrado que las hormonas que segrega el organismo humano para protegerse contra el estrés intoxican a largo plazo el cerebro y producen una disminución en las defensas y en algunas de las facultades como la concentración y la memoria. AHORA ENTIENDO TODO!!

ResfriadoLlevo unos cuantos meses tomando vitaminas para evitar un bajón en mi sistema inmunitario,  que de poco han servido para aguantar la suma del estrés y los cambios de clima y ahora estoy resfriada. Aunque tengo duda si es resfriado o gripe porque la fiebre alta ( 38ºC-40ºC) es más de gripe que de resfriado, pero los estornudos son mas de resfriado que de gripe; en fin sea lo que sea estoy mala.

Así que a la fuerza toca bajar el ritmo y hacer lo que el cuerpo pide, descansar. La sopa de pollo no quita un resfriado pero como bien sabemos, reconforta y da sensación de bienestar, es importante alimentarnos bien, aunque no tengamos hambre. También tengo que beber abundante liquido para contrarrestar la deshidratación, por la fiebre, así que estoy aprovechando al máximo mi maquina Dolcegusto preparándome deliciosos tés. Como soy asmática  muchos de los medicamentos en vez de ayudarme surten el efecto contrario, por eso me resulta útil tirar de un baño caliente o una manta eléctrica para aliviar los dolores y molestias. El  vapor de una ducha caliente me viene fenomenal porque me ayuda a respirar mejor.

Por más que sienta que puedo seguir con mis actividades normales, mi sistema inmunitario se está esforzando excesivamente y necesita descansar. El propio proceso del resfriado nos hace sentir fatigados ( y tanto que siento que tengo la mitad de neuronas y no tengo fuerza ni para comer), por eso es conveniente reponer  energía, ya que es la única forma para defendernos mejor contra el proceso infeccioso. Los medicamentos disminuyen los síntomas pero no curan la enfermedad.

Contagio en el trabajoAdemás, el estrés y la falta de sueño comprometen el sistema inmunitario. Si mañana voy al trabajo  no solo contagiaré la enfermedad a quienes me rodean, sino que mi recuperación podría tardar más tiempo, creo que esto ha estado pasando esta semana, donde he tenido que sacar fuerza de donde no había para ir a muchas reuniones y trabajar a tope. Espero que lo único que contagie a mis compañeros sea la motivación y el positivismo.

Que intentaré hacer ( por lo menos queda poco para el fin de semana):
•     De ser posible, quedarme en casa los primeros tres días del resfriado, cuando se presenta mayor secreción y soy un foco infeccioso ambulante.
•     Comer en un horario fijo, dormir mucho y no excederme física ni mentalmente, porque cualquier estrés adicional debilitará más el sistema inmunitario.

Pero para mi la mejor medicina, es tener una actitud positiva. No dejaré de sonreír aun si los mocos no me dejen respirar y me encuentre fatal.  Los investigadores han demostrado que una actitud positiva y las interacciones sociales contribuyen a fortalecer el sistema inmunitario y a reducir la probabilidad de enfermedades. Que  mejor forma de ayudar a mis defensas con energía positiva para pasar esta enfermedad.

Gripe con LucaEsta noche a luchar con mis virus, descansando, mis defensas tendrán toda la energía para mantener bajo control este resfriado ( o gripe). También con un remedio casero sacado del blog Antojámenes de las Cavernas a base de jengibre limón y miel y la compañía dándome calorcito de mi gato Luca.

La gripe o el resfriado puede resultar un aliado en el camino de mi querer todo, es un buen momento para parar y reflexionar. Un pausa en el camino para renovar la energía y seguir perseverando en la búsqueda de todo lo que quiero.

Yo quiero una mama que dure para siempre

En la Capadoccia con mi MamiHoy comienzo a escribir bajo el titulo de una canción de Cindy Lauper, I WANT A MOM THAT WILL LAST FOREVER, aunque sea un querer biologicamente imposible, lo será en el corazón. Durante el mes de mayo en una gran cantidad de países se celebra el día de la Madre, y el segundo domingo de mayo coincide con la celebración en mi Venezuela natal y en muchos otros países del mundo. En España lo celebramos el domingo pasado, pero no por eso hoy dejaré de dedicar mi post a todas las madres, en especial a la mía  porque a pesar de las distancias seguimos tan cerca y unidas como cuando era una niña. Lo importante, es que en cada lugar del mundo, en cada cultura  están de acuerdo con respecto a la importancia de la figura de la madre y quizás por esto en casi todos los sitios existe un día dedicado a ellas. Son las que convierten un simple lugar en un verdadero hogar.

A pesar de muchos comentarios que apuntan que el día de la madre es obra del Corte Ingles o del marketing en general, no es así. Desde la antigua Grecia ya rendían honores a Rea “Madre de los Dioses”, madre de Zeus, Poseidón y Hades. Los romanos también lo festejaban en honor a Cibeles y los católicos le dieron forma celebrando el día de la Inmaculada en diciembre.

Kathy e Irma Dia de la MadreHe tenido la suerte de disfrutar y seguir disfrutando del amor incondicional, puro, sin exigencias, de mi mamá. Siempre dispuesta a abrirme puertas a generar esperanzas de que podría lograr todo lo que me propusiera. Mi mamá ha sido mi maestra, mi amiga mi consejera, mi hada madrina que hacia posible todos mis sueños, esos imposibles, aún me pregunto como lo hacia. Cuando era una niña todavía, creo que quizás unos 15 años,  este fue el regalo para mi mamá:

“He escrito tantas canciones y ninguna para ti 
has visto volar mis ilusiones a veces sin pensar en ti 
pero yo solo quiero que tu seas muy feliz
aunque no te demuestre que estas aquí dentro de mi

Y es que quisiera tener en mis manos una llave mágica                     
con la que pueda abrir las puertas de la felicidad                  
y entre flores y estrella tú pudieras estar como una reina               
llena de amor Madre del Corazón

 Aunque pasen los años siempre será así
vuelve tu vista al pasado esa niña esta hoy aquí                                
y es yo solo quiero que tú seas muy feliz  
aunque no te demuestre que estas aquí dentro de mi                 
Madre del Corazón”

Canción y flores para el dia de la MadreHoy tantos años después este vuelve a ser mi regalo para mi querida Madre, porque quisiera detener el tiempo y que mi mama durara para siempre. Por es le digo a mi querida mamá: Quiero que te despiertes con esta canción y con flores como cuando vivía contigo, cuando mi mejor regalo era un abrazo ” Buenos días Mami desde Madrid, tu niña sigue aqui”. Cuando somos jóvenes ( y no es que me considere vieja) no solemos apreciar el verdadero valor de nuestra madre y somos capaces de herirla sin darnos cuenta, con nuestra indiferencia o duras palabras. No se si ha sido la distancia, o simplemente que he madurado, pero estos años han hecho que me de cuenta lo mucho que quiero a mi mamá, lo importante que es en mi vida. Cada paso que doy pienso en ella y espero en el fondo de mi corazón su aprobación, espero poder darle aunque sea una décima parte de lo que ella me ha dado a mi.

Los años van pasando, eso no lo puedo evitar, ojala las madres duraran para siempre, pero nuestra naturaleza no lo permite. Esas arrugas que tanto le disgustan a mi mama, la hacen aún mas bella, porque son el recuerdo de estos años que hemos vivido juntas, en los que me enseño a ser yo. Quiero recordarme a mi misma ( y por supuesto a quien me lea) que tengo que aprovechar cada minuto que pueda disfrutar de mi mami, porque ahora esta aquí. Ser su bastón, su fortaleza, cuidarla como me ha cuidado a mi. Porque si yo ahora estoy cansada y me cambia el humor, tengo que entender que los años no pasan en vano, que han sido agotadores todos los sacrificios y problemas por los que ha pasado mi mami para darme lo que soy ahora y por eso ahora tengo que estar yo para devolver un poquito de ese amor infinito que me ha dado.

Zoo de Madrid viendo a los delfinesMami, eres mi estrella, la luz en mi camino, gracias por darme la vida, la mejor posible!! Te adoro!

FELIZ DÍA DE LA MADRE!! A todas esas mujeres maravillosas que han dado vida a nuevos seres con el amor más grande del mundo!

Quiero creer en la magia

Crecer es un cambio de posición frente a la vida, dejamos de creer en el Niño Jesús, Santa Claus, los Reyes Magos o el Ratoncito Pérez, dejamos de creer en la magia, y se nos olvida como jugar, incluso a veces se nos olvida reír sin razón aparente. Llega una edad en la que somos adultos y podemos votar, conducir un coche, podemos salir de marcha y comprar copas, pero dejamos atrás una serie de cosas con las que nos sentíamos cómodos y que con la edad perdemos. Al hacernos mayores adquirimos mayores responsabilidades y compromisos, somos más conscientes que nuestros actos tienen consecuencia y que los problemas se tienen que afrontar. Nos damos cuenta que no podemos decir,” Eso no vale, vuelve a empezar”, como en nuestros juegos de la infancia.

NiñasCuando somos pequeños soñamos con ser mayores, jugamos a los papas y mamas, a disfrazarnos con la ropa de nuestros padres, somos médicos, cocineros, astronautas, ingenieros, bomberos; según vamos cumpliendo años aspiramos a ser independientes y tener autonomía, sobre todo deseamos libertad para encausar nuestra propia vida. Empezamos a dar nuestros primeros pasos solos, nos vamos de la de los padres, podemos hacer con nuestro tiempo lo que queremos, estudiamos una profesión ( en el mejor de los casos elegida y en muchos otros alejada de nuestros sueños infantiles) y en ese momento nos damos cuenta que crecer no es tan maravilloso como soñábamos y nos da miedo dejar todo aquello con lo que nos sentíamos cómodos. Buscamos la aprobación de los demás, aprendemos a tomar decisiones, aceptar responsabilidades, comprender las opiniones ajenas, soportar las frustraciones y aceptar el rol que tenemos dentro de la sociedad y muchas veces en este proceso nos sentimos solos y perdidos.

Se dice que a partir de los 33 años hasta los 45 estamos en la fase de asentamiento en nuestro desarrollo como personas. Se espera que tengamos una identidad segura y estable tanto en nuestro ámbito profesional como en las relaciones amorosas. Nuestro mundo se centra en lo que hemos logrado hasta ahora y aquellas infinitas posibilidades de nuestros sueños infantiles y adolescentes se han esfumado. Y por eso nos podemos encontrar en crisis, tal y como me encuentro yo , reinventandonos, cuestionándonos si somos lo que queremos ser. Si no conseguimos una identidad propia, y claramente definida en esta fase de nuestra vida, cualquier critica, rechazo o fracaso, nos podría afectar de tal manera que nos hundiría totalmente. La falta de seguridad sería sin lugar a dudas un gran dilema existencial.

CrecerY aquí me encuentro yo, intentando entender ¿qué significa madurar?. A nivel profesional tengo claro quien soy, donde estoy y donde puedo llegar, al menos el camino lo he trazado hace muchos años. Pero ¿qué pasa realmente en mi mundo personal? Muchas veces he asumido erróneamente que madurar implicaba cambiar y dejar de divertirme, porque vivir a 8000 km de distancia de mi familia desde muy joven me ha hecho demasiado responsable y centrada en mis objetivos profesionales, eso si, he tenido la suerte de disfrutar con mi trabajo. En muchos aspectos puedo decir que he madurado porque voy aclarando mis ideas acerca de quien soy y a donde quiero ir, he dejado de llorar por las pequeñas cosas y no pongo en duda, la mayoría de veces, que soy capaz de conseguir todo lo que me proponga. Entiendo que madurar significa compromiso, el compromiso que tiene que ver con la responsabilidad, con responder por lo que decido. NO significa estar obligado a nada, no significa mantener esta decisión infinitamente, significa ir chequeando cada día quién soy a través de lo que decido y de lo que elijo y creo que este es uno de los problemas mas grandes que nos encontramos al crecer, el miedo a comprometernos.

Por eso me pregunto ¿Es que alguna vez maduramos del todo? Creo que en general seguimos con los mismos problemas dudamos de nuestras decisiones, tropezamos continuamente. Si pudiéramos ir por la vida sin ningún obstáculo, perderíamos la motivación de esforzarnos y mejorar, si pudiera estar segura al 100% de todas las decisiones que he tomado en mi vida, perdería el rumbo, si no me hubiese equivocado hubiese perdido la oportunidad de aprender. Seguramente no sería ni la mitad de fuerte de lo que soy ahora,  si no hubiese tenido que caer y levantarme mas de una vez.

Pero crecer puede hacernos perder la capacidad de sorprendernos, de hacer preguntas sin respuesta, crecer nos hace creer que la magia no existe y con ello dejamos de ser quien somos en realidad. Perdemos la capacidad de ser espontáneos y creativos. En la niñez se hallan las claves de nuestro destino, quiénes somos, qué hemos venido a hacer aquí.

Creyendo en la magiaHoy quiero recuperar esa magia de mi infancia, esos sueños infantiles, voy despertar a mi niña interior, y devolverle la luz que le he negado estos últimos años. Porqué crecer y madurar tiene que ver mas con aprender a canalizar nuestra creatividad, expresar quien somos y disfrutar de la vida, y no tiene que ser doloroso si somos capaces de mantener la magia de nuestra infancia, de sentirnos en el corazón eternamente jóvenes

“El puente mas grande para conocer la magia de la alegría es la VIDA… nos damos cuenta lo mucho que valemos al estar en ella”  Paulo Coelho

Desaprendiendo: No soy SuperWoman

Durante años me he exigido todo y más, muy propio de mi que quiero todo y más. Siempre pienso que puedo dar mas, que nada es suficiente, lo que generalmente ha sido positivo, automotivación en todo su esplendor y me ha llevado a alcanzar todo lo que tengo a día de hoy.

Un seguidor de este blog me aconsejo dividir, hacer parcelas para definir que quiero en cada una de ellas y no ver el todo del todo, pues aquí estoy como el bien dice subiendo la escalera peldaño a peldaño, desaprendiendo, no soy, y no quiero ser Superwoman.

Superwoman

¿Y que he hecho últimamente?, querer tener el pelo perfectamente peinado, teñido y rizado o liso de acuerdo al día ( no podéis imaginar lo mal que me sentía mientras estuve en el hospital que aún con la vía suero y calmantes en el brazo y sin valerme por mi misma obligue a mi pobre novio a lavarme el pelo), mi cuerpo pobrecito, aún siendo normal, siempre me veo gorda y fuera de forma. No soy capaz de salir de casa sin verme perfectamente vestida y por supuesto con estilo, maquillaje natural sin faltar una buena capa de rimmel. Quiero tener un hogar ideal decorado con gusto  y con ese calor que conocí en el de mis yayos, lleno de amigos, y claro mi novio al que también le exijo que sea ideal y con el que espero tener unos niños educados guapos e inteligentes. Y por supuesto, ser una directiva de éxito que consigue todos sus objetivos quedando bien tanto con clientes como con mis compañeros y los equipos que gestiono. Ah y por que no, sembrar un árbol y escribir un libro. Normal que me diera un “chungo” y terminara en el hospital.

Pues bien, tengo que replantear expectativas. Mi vida ha sido una serie de experiencias donde siempre he creído que podía hacer mas, y al no ser es  capaz de hacer bastante ( el bastante que estaba en mi mente) he generado algunas frustraciones. Tampoco he hecho muchas cosas por el simple placer de hacerlas, más bien siempre orientada a algún objetivo, aprender francés o hacer un MBA para avanzar en mi carrera, aprender a cocinar para sorprender a mi novio  y así la lista es larga. Además soy controladora y perfeccionista. Ahora bien es el momento de quitarme la capa, si si, esa que durante años me ha ayudado a volar; y para poder quitármela como no podía ser de otro modo por alguna parte tengo que empezar:

vivir

  • Establecer o aclarar mis prioridades: de todo lo que quiero cuales son mis todos mas importantes y que de lo que tengo es necesario preservar
  • El tiempo no es ilimitado y mucho menos flexible, lo importante va primero, tengo que delegar aunque piense que nadie lo hace tan bien como yo, merece la pena que salga regular pero que salga adelante. Tengo que dejarme ayudar.
  • Decir NO sin culpabilidad, ya escribí sobre el gran poder del NO, pues venga a que espero para aplicármelo, el NO es lo único que mantendrá a salvo mis prioridades sin sentimiento de culpabilidad.
  • Cada cosa tiene su tiempo, y hay un tiempo para cada cosa, como ya escribí nada de saltarme comidas, no descansar, no relajarme. Tengo que separar el tiempo del trabajo de mi tiempo libre, no hay nada que no pueda esperar a mañana ( bueno si hay una urgencia se hace una excepción . Mis prioridades de nuevo cuentan si quiero tener un hogar no puedo pasar 24 horas conectada al trabajo.
  • Hacer lo que quiera hacer por el solo placer de hacerlo, sin objetivos medibles, así que manos a la obra para pintar, quedar con mis amigas a pintarnos las uñas y hablar, salir a pasear sin mas objetivo que disfrutar, leer una novela , simplemente disfrutar del placer de VIVIR.

Estos días que estoy de baja, espero avanzar hasta encontrar el punto donde me acepto como una verdadera chica imperfecta, auténticamente YO, feliz con lo que tengo, sintiéndote bien en mi piel, en mi cuerpo, atendiendo a mis propias prioridades y dejándome ayudar.

Bye bye capa

No quiero pagar el precio tan alto que implica llevar la capa y volar!

Yo no soy superwoman!