Empieza algo nuevo: Septiembre

Cumpleaños KathyDesde pequeña he asociado Septiembre a un nuevo comienzo, no solo porque se inicia un nuevo año escolar en muchos países, sino porque es el mes que me vio nacer, el mes en el que cada año celebro un nuevo año de vida. Aunque debo confesar que empiezan a desbordarse la cantidad de velas que acumula ya mi tarta de cumpleaños. Eso si, tengo muy claro que ahora ya no cumplo años, solo cumpliré sueños!

Para muchos y sobre todo en España, con el final de la jornada reducida y del verano, sumado a la vuelta de las vacaciones, es muy normal que nos dé un poco o mucho bajón (el famoso síndrome post-vacacional). A pesar de todo, este mes suele ser maravilloso, lleno de posibilidades, de intenciones plasmadas en mi agenda.

Atardecer en ChinchonLa luz de septiembre mantiene mis pilas cargadas, es cálida y luminosa como en el verano, pero sin el calor sofocante. Las noches algo más frescas me permiten disfrutar de un sueño reparador, lo que hace que me despierte con una sonrisa en la cara y sobre todo porque me levanto un poquito más tarde!!

Este es un mes para empezar algo nuevo o simplemente para cambiar eso que siempre he querido cambiar. Si de estadísticas hablamos, los propósitos mas comunes independientemente del país donde nos encontremos  son:

  •  Apuntarse al gimnasio ( hacer ejercicio)
  •  Aprender un idioma
  •  Comer más sano o hacer dieta
  •  Disfrutar del trabajo ( incluye encontrar o cambiar de trabajo)
  •  Replantear las relaciones

Disfrutar del caminoPero generalmente todos estos propósitos, para la mayoría de nosotros, se irán diluyendo a medida que avanza el mes, y se quedarán en simple intenciones. Básicamente el peor enemigo para llevar adelante estos propósitos o cualquier otro, somos nosotros mismos. Cuando empezamos algo, y lo dejamos a medias, simplemente nos estamos saboteando a nosotros mismos. Yo misma he tenido mis épocas de gran saboteadora y puntualmente continuo cayendo en este mal hábito, así que no estoy fuera de las estadísticas.

Ya he escrito sobre la perseverancia y la fuerza de voluntad para conseguir todo lo que queremos ( El héroe que llevamos dentro, Entrenar la Voluntad y otros) porque son aspectos necesarios para cumplir mis objetivos. Básicamente todo se traduce en encontrar que nos motiva, que nos mueve realmente y por supuesto todo aquello que no nos gusta, nos fastidia o molesta. Definitivamente no tiene sentido establecer una lista de propósitos o metas sin estar altamente motivado a conseguirla y por supuesto partiendo del conocimiento o de la consciencia sobre de nuestras propias limitaciones. Pero no vale cualquier tipo de motivación, esta motivación tiene que ser interna basada en motivos personales, ya que normalmente lo impuesto desde afuera esté en conflicto con nuestros intereses personales y al final abandonamos antes.

Este año voy a comenzar por elaborar un pequeño listado con motivaciones para convertirlas en metas más pequeñas a corto plazo y así tener la sensación de que mis objetivos son posibles y alcanzables,  para empezar a actuar. Mis propósitos de este Septiembre se reducirán a aquellos que me hagan vibrar y realmente me interesen justo AHORA, cuando la motivación esta a tope ( es lo bueno de Septiembre). Como las estadísticas suelen ser buenas aproximaciones, algunas de mis pequeñas metas pueden englobarse en estos propósitos. Por eso hoy he empezado a caminar, así llegue agotada del trabajo, al menos daré una vuelta de 20 minutos caminando cerca de casa. De esta forma empiezo poco a poco sin exigirme algo imposible de cumplir. Tampoco me engaño diciendo que comeré sano al 100%, porque suelo comer mucho fuera de casa. Mi pequeño objetivo será comer pescado al menos 2 veces a la semana y he comenzado bien con una deliciosa sepia. Acerca del resto mejor dedicaré algunas entradas aparte.

No solo el conseguir cada meta será mi éxito, los pasos del proceso también lo serán. De esta forma cuando las cosas no salgan a la perfección ( que es lo más factible), no me sentiré decepcionada ante posibles obstáculos.

Normalmente la motivación, se alimenta de sí misma aumentando y preparándonosKathy Contramaestre para nuevos propósitos. Así que no logro mi meta final, me plantearé volver a intentarlo o mejor aún sustituirla por otra más asequible y siempre aprovechando el aprendizaje del camino recorrido. Lamentarse por no lograr un propósito mata la motivación y en muchos casos incluso nos desespera. Como buena Virgo soy muy perfeccionista y éste perfeccionismo es uno de mis mayores enemigos y fuente de desesperación en más de un caso.

Mi actitud perfeccionista suele colisionar con la vida llena de sorpresas y obstáculos. La vida no es un proyecto con una planificación perfecta y fallará mucho mas a menudo de lo que nos gustaría. De hecho en mi vida profesional soy experta en rehacer planificaciones por culpa de imprevistos, en la personal, me cuesta bastante más.

Por esto acepto que la vida no es color de rosa, que posiblemente no pueda cumplir todo lo que quiero cuando quiero y como quiero, pero mi positivismo de este SEPTIEMBRE me ayudará a seguir adelante y no rendirme fácilmente.

“Cada trecho recorrido enriquece al peregrino y lo acerca un poco más a hacer realidad sus sueños” Paulo Coello