Pequeñas y grandes decisiones: construyendo un hogar

DecidirNuestra vida es una continua toma de decisiones, muchas de las cuales tomamos prácticamente sin darnos cuenta. Tomar una decisión siempre comienza por decidirse entre Decidir o No hacer nada, es decir No Decidir. Cuando Decidimos asumimos el compromiso con los resultados, de la misma forma que al no decidir demostramos que no estamos haciendo nada para lograr los resultados esperados. Decidir o NO, depende de nuestros modelos mentales que muchas veces nos llevan a eludir decisiones para evitar el fracaso. Pero esto es harina de otro costal y motivo de un post totalmente diferente.

Tomamos pequeñas decisiones eligiendo el desayuno cada mañana, como me visto, como planifico mi agenda, y otras miles que tomamos sin nisiquiera pensar y que tienen diverso impacto… Por otra parte existen puntos de inflexión, definidos por las grandes decisiones que marcan profundamente nuestra vida. Desde mi punto de vista dos de las más importantes ¿ a qué me voy a dedicar para sentirme realizada? y ¿con quien voy a compartir mi vida? ya que marcarán la calidad de nuestra vida y deberían ser revisadas y adaptadas más de una vez. La primera decisión solemos tomarla sin tener muy claras nuestras capacidades, lo que nos puede llevar en mas de un caso a una frustración difícil de compensar.  Por esto es conveniente replantearnos si realmente estamos donde queremos y que podemos hacer para cambiarlo. En cuanto a la segunda, para mi resulta siempre difícil porque me planteo la duda ¿cómo puedo estar segura de quien será la persona correcta con quien valga la pena compartir mi vida? … y es que la respuesta es obvia, no estaré segura nunca, simplemente tengo que decidir, apostar consciente de mi miedo a equivocarme, a fracasar y no poder realizar mis sueños. El miedo es una emoción más que debemos saber controlar, para no actuar desde él, porque el miedo esos dragones que nos asechan, nos paralizan,  y no nos deja actuar, no nos deja decidir. Pero en las grandes decisiones el mayor riesgo es no arriesgarse, el asumir riesgos nos pondrá en condiciones de vivir una vida más vital, más satisfactoria y más plena.

MudanzaY aquí estoy escribiendo este post, después de darle forma a mi decisión de querer construir un hogar, de lanzarnos a la piscina de la convivencia juntos, llenos de temores e ilusiones, pasando de la noche a la mañana a acostarnos y levantarnos todos los días juntos ( antes viviendo en el mismo edificio cada uno podía dormir en su casa) sin un lugar donde esconder esas facetas de cada uno que no parecen tan buenas. A pesar de ser una de las decisiones mas importantes de mi vida, no han sonado trompetas, ni nos ha acompañado una banda sonora fantástica, porque las decisiones que marcan nuestro destino nacen en nuestro silencio interior y al materializarse están llenas emoción, nervios, estrés, un montón de cajas y cosas por hacer muy alejados del ideal romántico de las películas.

Esta decisión de compartir nuestra vida, es basada en el objetivo común de construir un hogar, que es mucho más que elegir la casa en la que vivimos, que decoración, muebles, o donde poner cada cosa, a lo que dedicamos mucho tiempo. Es evitar quedarnos estancados en la ilusión que marca el comienzo de la vida en pareja y sus posibles desencuentros ( ya sabemos esto de las altas expectativas), y tener paciencia, aprender a aceptar las diferencias y por supuesto hablar todo. Un hogar se construye día a día, convertir paredes de ladrillo en ese lugar de pertenencia donde sentirnos bien y donde sentirnos bienvenidos, pero no solo a base de decoración ( vale sí también ayuda porque lo hace nuestro) sino a base de pequeñas decisiones en nuestro día a día como por ejemplo:

  • Aceptar las diferencias como algo enriquecedor, esto mismo es lo que nos ha unido como pareja y seguro también nos unirá más.
  • No pedir al otro más de lo que nos pedimos a nosotros. Los defectos también unen. Se que soy muy exigente conmigo misma, así que ponerle freno a mis expectativas y por supuesto no adoptar el papel de mamá. ( Uno de mis Project Manager y amigo me decía que las mujeres sin ser mamás no entendíamos que la ropa de los hombres se iba de forma misteriosa de cualquier lugar ya sea el salón, el baño incluso la entrada de la casa a la lavadora y de allí al armario perfectamente colgada y que ahora pretendíamos romper esa magia que tenían cuando vivían con sus mamas … )
  • Si surgen conflictos, mirar al pasado y ver si reeditamos una situación antigua, sin sacar tupperwares del freezer (rencores acumulados). Lo interesante es extraer lo positivo y darle la vuelta a la situación.
  • Hablar todo: permite una buena adaptación, evita malentendidos y aclara situaciones, sobre todo un mejor entendimiento de las circunstancias de cada uno.
  • No irse a dormir sin haber solucionado las diferencias, evitará rencores que llevan a guardar tuppers en la nevera (esos mismos que sacamos después)
  • Hablar de los conflictos a medida que ocurran en un lugar de “estallar” un día con reproches sobre cosas que el otro ni siquiera recordará, porque estaban en el fondo del congelador!
  • Estar juntos no significa hacer todo juntos, tener nuestra independencia nos hará disfrutar del tiempo juntos, espacio para los amigos, las actividades que nos gustan ( a uno y al otro no), incluso para mi locura de trabajar desde casa más de una vez y que ya no tengo donde ocultar.
  • Tener nuestra cuenta emocional saneada ( y si no, lo antes posible hacer depósitos, porque estar bien con nosotros mismos es la base de poder compartir con los demás)

Caminar juntosNos queda un gran camino por recorrer y ahora ( después del estrés de la mudanza) estamos disfrutando de nuestros primeros pasos, de crecer como pareja, para tener éxito en la construcción de nuestro hogar evitando pasar por el camino que nos lleva de la desilusión al desencanto, y si alguna vez equivocamos el paso, estar dispuestos a rectificar. Por que al final lo que quiero es SER FELIZ !

” No es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada”. H. Jackson Brown

Anuncios

Ni mejor ni peor, simplemente distinto

Desde hace unos años la igualdad entre hombres y mujeres es un principio fundamental de la democracia, y se encuentra regularizado a nivel jurídico. Estoy totalmente de acuerdo en la equidad de oportunidades y beneficios, en el desempeño de roles, al trato imparcial como personas tanto para hombres y mujeres, pero somos distintos y eso no se puede cambiar. Tanto en la vida social y de pareja como en la profesional, nuestras diferencias son de gran relevancia en nuestros comportamientos. No somos ni mejores ni peores, simplemente distintos y gracias a las diferencias se logran resultados mejores.

Viva las diferenciasNosotros, las chicas solemos orientarnos hacia las personas, nuestras posibilidades de establecer relaciones interpersonales son mayores. Nos encanta hablar, afrontamos los conflictos hablando y mejor aún si es de lo que sentimos, porque somos emocionales ( con sus excepciones como todo y me incluyo de vez en cuando me paso de racional).¿ Os suena que seamos intuitivas? . Solemos ponerle pasión a las tareas que emprendemos siendo muy perseverantes, nos proyectamos en lo que hacemos en nuestro trabajo. Dicen que nos gusta interesarnos por los detalles humanos y las anécdotas  de modo que en algunos casos parecemos chismosas… no se yo si estoy demasiado de acuerdo con esto.

Y ellos como son?, son mas prácticos  se orientan a las tareas, obligaciones y cosas más que a las personas. Menos emocionales, afrontan los problemas actuando y nos les gusta hablar demasiado (salvo excepciones como siempre ). Menos intuitivos y más lógicos, manteniendo su identidad fuera del trabajo. Se interesa mas por los hechos y los datos mas que de las personas. Sobre este ultimo punto se dicen que a las mujeres nos encanta el chisme, pero ellos son grandes maestros en “comunicación trivial”. Constantemente están chateando en el trabajo o comunicándose por algún medio para decir lo que les pasa durante el día ejemmm no lo que sienten… ¿ estáis de acuerdo o no? Chicos no me crucifiquéis!

Algunas veces nuestras emociones nos traicionan y podemos malinterpretar muchas acciones incluso formas de decir las cosas de los hombres; acciones que en la mayoría de los casos, nunca fueron acciones intencionales, sino más bien apelaron totalmente a esa característica tan inherente en el hombre: ser más prácticos y lógicos. Un detalle que no debemos pasar por alto, los hombres tienen el centro del lenguaje en el hemisferio izquierdo del cerebro (lógico) y las mujeres lo tenemos en ambos lados del cerebro, así que paciencia, a ellos les cuesta mas hablar.

competencia-hombres-mujeresEn mi propio trabajo, son claras las diferencias entre hombres y mujeres a todos los niveles. Nuestras diferencias cerebrales por ejemplo las relacionadas a la capacidad de expresarte con palabras o a las habilidades espaciales, pueden implicar distintos comportamientos que resultan beneficios porque se complementan y las decisiones tomadas suelen ser de mejor calidad. Simplificando muchísimo el tema y cayendo en algunas generalidades, las mujeres tendemos a ser, más comunicativas y buscamos crear soluciones que funcionen para el equipo, otro ejemplo, lo encontramos en la búsqueda de información de las mujeres explorando nuestro entorno continuamente, mientras que los hombres centran mejor sus observaciones en conjuntos de acciones específicas. En cuanto al liderazgo, los hombres suelen tener mas visión estratégica y de negocio y tienen más facilidad para asumir riesgos, las mujeres solemos ser más efectivas en la planificación estructurada y en el seguimiento de objetivos. Por eso combinando estas habilidades seremos capaces de ver el árbol y el bosque a la vez, seguramente nos sentimos identificadas cuando algunas veces nos dice que solo vemos el árbol y no el bosque entero. El liderazgo de la mujer suele estar apoyado en el desarrollo de los equipos y en mi caso particular es muy cierto. En mis equipos, tenemos una gestión dual de proyectos (parte meditada, gracias a la propuesta de un chico) chico-chica (por pura casualidad) que esta dando excelentes resultados.

En nuestras relaciones personales y más aun de pareja, es importante no perder de vista las diferencias entre hombres y mujeres y debemos aceptarnos como tales. Los chicos se   motivan cuando se sienten necesitados, y las chicas nos sentimos motivadas si nos sentimos halagadas, suena a tópico pero en el fondo es así el caballero de la armadura resplandeciente y la princesa, aunque ahora las princesas matan a los dragones y se salen de las torres solas y nuestros caballeros se van en busca de nuevos retos.

Los chicos necesitan tiempo y espacio para estar con sus amigos, los vínculos entre “amigotes” son muy diferentes a los nuestros con nuestras amigas. AmigotesEllos entre amigos se relajan y olvidan de la competencia y del mundo exterior, están unidos por algo ajeno a sus principales intereses. Los temas de conversación pasan básicamente por el fútbol u otros deportes, las mujeres en general pero casi nunca su propia pareja en particular, para verlo mas fácilmente con un ejemplo, hay grupos de amigos que tienen toda la vida quedando a comer y para conversar, que sienten un afecto genuino entre ellos, pero pueden no saber ni el nombre de las esposas o novias de los otros. Nosotras en nuestras amigas nos sentimos complementadas, son nuestro espejo (más información sobre amistad entre chicas), cosa que no es necesaria entre chicos para ser amigos y a veces nos cuesta entender, basta que compartan alguna actividad.

Algunas notas curiosas: las mujeres tenemos mejor visión periférica ( se nos da bien mirar de reojo sin que nos pillen infaganti), pero ellos tienen mejor vista de la profundidad y perspectiva, por eso aparcan mejor ( o eso dicen). Las mujeres manejamos mejor el trafico de información entre los dos hemisferios del cerebro, lógica y emoción, porque nuestro cuerpo calloso es mas grueso, por esto a los chicos les cuesta más hacer dos cosas correctamente al mismo tiempo. Y finalmente SEXO, los hombres tienen las zonas del cerebro relacionadas con la sexualidad, más grandes que las mujeres. Nosotras tenemos un período de fertilización óptimo y para ellos, cualquier momento es bueno. Esto es una adaptación para la propia supervivencia, ya que que a nosotras nos toca cuidar del bebe y también preparar el cuerpo antes de tener otro. Sin embargo, el hombre, debe estar dispuesto para esta época en la que quiera la mujer.

hombre-mujerPodría escribir mil lineas mas, pero voy a resumirlo de forma sencilla: ¡que vivan las diferencias!. Entender estas diferencias es un paso más para tener éxito y conseguir aquello que queremos, además de tener relaciones interpersonales win – win. Seguro que en este punto, estamos todos de acuerdo ¿o no?

Kennedy, John Fitzgerald: “Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.”

Conflictos y Relaciones Win-Win

Después de 7 días de mi periodo de Reflexión, solo tengo un objetivo, enfrentarme a mis miedos y afrontar mis conflictos.

En toda relación existen conflictos, en las que probablemente que intervengan fuertes sentimientos personales. Seguramente cada una de las partes tiene algo de razón y por eso se hace tan difícil encontrar alguna solución aceptable y se acabe emocionalmente agotado. Todo esto se agrava cuando la relación es de pareja.

Los conflictos pueden tener consecuencias tanto negativas como positivas. Un ejemplo de consecuencia positiva es tener la posibilidad de conocerme mejor a mi misma, mis valores, opiniones personales, metas, pero en general las consecuencias llevan implícitas sentimientos de rabia, frustración, miedo al fracaso o de incompetencia personal, que suelen superar con creces las positivas.También los conflictos pueden estar basados en tanto en problemas reales,como  percepciones y sentimientos. Como no solemos expresar nuestros sentimientos, los conflictos emocionales internos se expresan en forma de problemas reales, objetivos. Muchas veces terminamos buscando desacuerdos sobre cosas insignificantes que ocultan un conflicto emocional más grave con la otra persona. Tendemos a distorsionar y a magnificar las diferencias que ocasionan los conflictos y listar los agravios atribuyendole toda clase de motivos reales e intenciones negativas de la otra persona, que no tenemos forma de validar si son reales o no, o producto de nuestra creativa imaginación. Cada uno esta en posesión de su verdad. Las metas, forma de ser, principios, valores tienen una fuerte influencia sobre nuestro comportamiento y nuestras relaciones.

No se puede evitar que existan conflictos

No se puede evitar que existan conflictos

En nuestras relaciones interpersonales, influyen nuestras experiencias pasadas y las presentes. Por eso aunque un hecho sea totalmente nuevo, lo percibimos  de igual modo que los viejos: si he fracasado en la mayoría de mis relaciones, si me he enganchado a mis parejas anulándome como persona, si tengo constantes conflictos en mi relación… me volverá a pasar y todos tus fantasmas del pasado te sabotean y generan el mismo miedo que en las veces anteriores BUUUUhhh!!

Teóricamente los conflictos se pueden manejar a través de la negociación, el control o la confrontación. En una relación de pareja, donde ambas personas tienen el mismo peso, la negociación es una posible vía para la solución del problema. La ventaja esta en que el objetivo es obtener un compromiso que haga sentir bien a las dos personas, antes que discutir, luchar. Se esta dispuesto a perder en algunos puntos y ganar en otros, lo que puede traer el problema de buscar un compromiso aceptable, en vez de soluciones acertadas. La confrontación por su parte tiene el peligro que aún intentando confrontar las diferencias de forma constructiva, como se liberan sentimientos y emociones se puede interpretar como un ataque. Si se busca una confrontación se debería empezar por intentar comprender al otro, con la ventaja de transmitir la posibilidad de una solución ventajosa para las dos partes. Se intercambia información, sobre el problema en si, pero también de las percepciones y sentimientos, de esta forma se puede re-definir el problema de diferentes formas proporcionando nuevos motivos para llegar a una solución común.

De la confrontación al win-win

De la confrontación al win-win

Estoy convencida que en una pareja donde existe el amor, es posible tener la habilidad y la paciencia, la constancia y el esfuerzo por ayudarse , por escucharse mutuamente, buscando alternativas para salir de los puntos muertos. Esta claro que este proceso genera mucho estrés, pero siempre estará la sencilla pregunta: ¿qué pasaría si….? como forma de buscar alternativas.

Procuraré expresar y explorar los sentimientos derivados del comportamiento real de cada adversario con el que entre en conflicto (más aún si es mi pareja), en vez de airear sentimientos basados en interpretaciones locas o especulaciones baratas sobre sus motivos e ideas. Desde hoy entrenaré mis capacidades de escucha, empatía y comunicación para facilitar el intercambio de información en busca de mejores soluciones a mis posibles conflictos.

El conocimiento es el primer paso para el cambio y la solución de conflictos. Nada de prejuzgar, nada de sacar a todos los fantasmas. Si hay amor y paciencia siempre habrá una alternativa.

 “Los conflictos existen siempre, no tratéis de evitarlos sino de entenderlos” Yutang, Lin