El techo de cristal EXISTE!

He estado un poco desaparecida de mi blog, básicamente por falta de tiempo. El cierre de año resulto intenso unido a las fiestas navideñas, me dejaron sin fuerza para nada más. En esos complicados días empecé a escribir sobre una situación especialmente desagradable y por desgracia muy arraigada en España aunque se empeñen en decir que no: “EL TECHO DE CRISTAL” o “Glass ceiling barriers” originalmente en ingles. Finalmente ahora en enero puedo terminarlo.

techo de cristalPara quién no este familiarizado con esta expresión “Se denomina así a una superficie superior invisible en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar, que nos impide seguir avanzando. Su carácter de invisibilidad viene dado por el hecho de que no existen leyes ni dispositivos sociales establecidos ni códigos visibles que impongan a las mujeres semejante limitación, sino que está construido sobre la base de otros rasgos que por su invisibilidad son difíciles de detectar.”

Pues bien, aunque alcancemos niveles directivos, el techo de cristal sigue pesando sobre nuestras cabezas. Parece ser que algunos hombres consideran a las mujeres no aptas para negociar y solicitan la presencia de un superior, y se extrañan e insisten sobre la presencia de ese jefe en reuniones de negociación por mas que le explicas que tienes todo el poder de negociación y que tu decisión es la de la empresa, por algo eres una directiva. Entonces parece que aún rompiendo el techo de cristal de nuestra propia empresa la sociedad y en concreto el mundo de los negocios existen prejucios sobre la mujer en puestos de toma de decisión.

Dentro de la propia empresa las cosas tampoco son fáciles. Es un secreto a voces que en muchos casos las mujeres debemos demostrar nuestra capacidad más que los hombres para alcanzar o tener accesos a puestos de dirección, en iguales condiciones. No pretendo generalizar porque como en todo hay excepciones, simplemente dando una vista rápida a mi alrededor encuentro datos suficientes para estar de acuerdo con que esta situación existe.

No es para menos, en España los hombres abarcan casi todos los puestos de alta dirección y son contadas las mujeres que entran en este selecto grupo. Si una mujer ocupa una posición tradicionalmente masculina, se nos observa de forma más inquisitiva que nuestros compañeros hombres y por supuesto el nivel exigido es la “excelencia”.

rompiendo barrerasY aun así creo que lo peor, son los estereotipos que a priori nos bloquean y que lamentablemente aún escucho en la boca de algunos de mis clientes y colegas, con frases tan lapidaras como las mujeres temen ocupar posiciones de poder”, “a las mujeres no les interesa ocupar puestos de responsabilidad”, “las mujeres no pueden afrontar situaciones difíciles que requieran autoridad y poder”… Obviamente estas ideas que a mí me suenan absurdas, tienen consecuencias importantes, tanto NO nos marca (mas información sobre el poder del NO ). Por una parte convierten a las mujeres en “no-elegibles” para puestos que requieran autoridad y ejercicio del poder. Por otra, hay mujeres que de tanto escuchar que “no pueden” lo asumen y lo interiorizan, se lo creen sin cuestionar y lo que es peor, terminan creyendo que es el resultado de una elección personal, bloqueando de esta manera sus propias carreras. También es cierto, que cada vez somos mas las mujeres que enfrentamos y admitimos que existe este conflicto y lo enfrentamos con diferentes recursos cada vez que accedemos a puestos de responsabilidad, de dirección.

Otros aspectos que nos marcan para dudar de nuestras propias capacidades, parten de la educación (tanto del sistema educativo o la propia familia), del malabarismo que tenemos que hacer para compaginar la vida personal con la laboral y la propia falta de modelos femeninos con los cuales identificarnos, nos agudiza nuestras propias inseguridades al acceder a puestos directivos, tradicionalmente ocupados por hombres.

Además de todo esto, si logramos romper parte de este cristal, nos encontramos con que las mujeres directivas son muy exigentes consigo mismas y tratan de hacer equipo con los mejores. Así que no podemos esperar que porque una mujer ha roto el cristal, por ser mujer nos ayudará a romper nuestro trozo de techo. Simplemente si en los mejores se encuentra una mujer la apoyarán, pero no por ser mujer sino porque es la mejor.  En igualdad de condiciones entre un hombre y una mujer, muchas veces se cae en el propio temor de lo difícil que es conciliar la vida personal con la profesional y por eso existe la falsa creencia que las mujeres no se apoyan en el desarrollo de la carrera, fortaleciendo aún más esta barrera de cristal.

Rompiendo el techoNo se si tendré que conseguir armas de destrucción masiva, para romper el techo de cristal que aún hay sobre mi cabeza, lo que si tengo claro es que cada día con mis acciones iré empujando este techo, hasta que seda, porque no me conformaré , no me limitaré y no quiero barreras, llegaré tan lejos como YO MISMA quiera llegar, no hasta donde dicen que puedo.

He aprendido de los hombres a venderme y explotar mi networking, saliendo de mi zona de confort. Cada día potencio mi marca personal, me preparo, me informo, estoy al día y lo comparto. Digo NO al miedo de no poder ser quien quiero ser a nivel profesional!! Y a todas las mujeres como yo que no se conforman:   No hay quien nos detenga!.. BYE BYE TECHO DE CRISTAL!

 

 

 

Anuncios

Ajustando el nivel de exigencia

Exigencia en mi trabajoEn mi trabajo la palabra exigencia suele ser  protagonista de mis días por distintas razones. Soy una persona con alto nivel de autoexigencia, y las personas que se exigen mucho a si mismas, son exigentes con los demás. Creo que esta debe ser la actitud de todos los que aspiran a la excelencia. La mayoría de veces, por no decir siempre, mi exigencia hace que las personas saquen lo mejor de si mismos, eso sí solo cuando están involucradas en el mismo proyecto, aunque no sea fácil al inicio. Pero no todas las personas somos iguales, y la excelencia no es un objetivo, ni todos se sienten bien cuando el nivel de exigencia es alto y a veces me cuesta asumir esto.

La persona que le exige a otros, cree que necesitan de su permanente control para que tengan un buen rendimiento ( si, esa soy yo también). No todos saben trabajar ni sentirse bien con un líder exigente, por eso es tan importante la identificación y compromiso con el proyecto así como poder ser escuchados y reconocidos. Exigir es ante todo exigirse, fundamentalmente en lo que a desarrollo se refiere, independientemente del campo. Comparto del todo la opinión de Luis Alberto Machado,: “Para que las personas den de sí todo lo que pueden, hay que pedirles más de lo que pueden” ( La Revolución de la inteligencia). Cuando un líder y su equipo tienen altos niveles de exigencia, constituyen una unidad funcional, cada uno ejecutando su rol, haciendo lo que saben hacer mejor, motivados por un propósito común y al final orientados a la excelencia.

Las altas exigencias en el día a día, pueden crear un elevado nivel de ansiedad en las personas. Los errores, las cosas imperfectas y el hecho de pensar que no se han realizado las tareas de manera suficientemente buena o que se podría haber esforzado más, son características propias de un alto nivel de exigencia, incluso extrema. Las altas expectativas son las detonantes de altos niveles de exigencia y también de frustración al no cumplirlas.

Pero, ¿donde esta el limite? ¿cómo encontrar el equilibrio?.

Apoyando a Dani PedrosaLos deportistas de élite suelen tener niveles de exigencia extremos, sin los cuales no se logra la excelencia que se espera de ellos. Me encantan las motos, y soy fiel seguidora del mundial de Moto GP donde esta temporada Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo han demostrado que sus niveles de exigencia van mas allá de los límites al correr con lesiones que el resto de los humanos no seríamos capaces de soportar ni en condiciones de reposo. La exigencia física y mental de esta competición algunas veces les impide tomar conciencia de sus propios limites. Esta actitud me ha hecho reflexionar porque la exigencia debe tener un límite y ese límite es el que te hace aún mas grande ya que te permite tomar conciencia de tus propias limitaciones, aceptar que somos humanos y que podemos fallar. De todos modos, bravo por estos dos grandes campeones que me hacen sufrir y emocionarme en cada carrera.

Aunque la tendencia al perfeccionismo se valora mucho socialmente, y se potencia desde la infancia, esta claro que si sobrepasamos ciertos limites se convierte en un gran problema y solemos darnos cuenta ya tarde. Esta es la razón de este post, recordarme que si mi exigencia empieza a interferir en mi vida personal, en las relaciones con otras personas, disfrutando menos de las actividades o con una dedicación excesiva de tiempo tengo que parar!. 

Los proyectos requieren un cierto nivel de exigencia, de esfuerzo, que debe estarRafting en equipo aderezado con constancia, paciencia, conocimientos y sobre todo una disposición a tolerar la frustración. Con querer hacer algo no basta, simplemente nos orienta hacia su realización, los castillos en el aire, la improvisación y el lanzarse al vacío para hacer un proyecto con la base de la voluntad solo nos llevará al fracaso.

Y como sigo queriendo todo y creyendo que es posible, solo es cuestión de tiempo, me plantearé ajustar mis propios niveles de exigencia. Primero controlaré la generación de expectativas al inicio de cualquier proyecto, después ya con mi proyecto en marcha las ajustaré de acuerdo al momento dentro del proceso en el que me encuentre ( al principio las cosas salen regular, y con el tiempo se van engranando y funcionando mejor) exigiré menos o más, porque con entrenamiento todo se mejora y finalmente  no olvidaré contar con el apoyo y la visión de otras personas porque las dosis de realismo compartido, las diferentes visiones facilitaran el ajuste real de expectativas y exigencias. También tengo que recordar que no por exigir más se producirán los mejores resultados.

Por último, si nos entra la frustración de no cumplir nuestras expectativas al 100%, recomiendo ( y me recomiendo a mi misma) recordar esta cita de Alejandro Jodorowsky:

“Un arquero quiso cazar la luna.
Noche tras noche, sin descansar, lanzó sus flechas hacia el astro.
Los vecinos comenzaron a burlarse de él.
Inmutable, siguió lanzando sus flechas.
Nunca cazó la luna, pero se convirtió en el mejor arquero del mundo.”

.

Directo desde Madrid Woman’s week

Estoy de vacaciones y por eso un poco perdida de mi blog, la parte positiva es que tengo nuevas experiencias para compartir. La razón de mi post de hoy, es compartir con vosotros este este articulo publicado en Cuadernos de la Mujer de Madrid Woman’s Week. Muchas gracias al equipo de MWW, en especial a Brenda Valverde me ha encantado como lo han maquetado y a Carlos Mallo que me dio la oportunidad de colaborar con MWW. Espero que también os guste.

MWW 1MWW 2MWW 3

Paciencia: Una virtud de dioses para alcanzar lo que quiero

Mi Ragu alla BologneseNo tengo la menor duda que para preparar Ragu alla Bolognese para mi Lasagna, necesito mucha paciencia, porque el resultado merece la pena, las horas de cocción son la única forma para mezclar perfectamente sus ingredientes y hacerla totalmente irresistible, pero en general no solemos tener tanta paciencia y  queremos la inmediatez. Después de disfrutar mi deliciosa Lasagna con amigos, no tengo otra alternativa que reflexionar y preguntarme ¿Ejercito la paciencia para alcanzar todo lo que quiero?

Sería maravilloso que las cosas sucedieran de acuerdo a nuestro propio ritmo, progresar rápido en cualquier actividad, reunir fácilmente el dinero para comprar algo que nos gusta, aprender al instante otro idioma  y resolver de golpe los problemas de nuestra familia y ya puestos los del mundo. Sin embargo, cada proceso tiene su propio ritmo, no puedo acelerar en el microondas las horas de cocción de mi delicioso Ragú porque hubiese querido dormir más horas en vez de ponerme a cocinar, o recuperarme de un resfriado sin reposo porque al final terminaré aún mas enferma, ni siquiera puedo hacer crecer mis plantas más rápido porque quiero que se vean frondosas y grandes ahora mismo.

En la sociedad actual, donde todo va deprisa y los cambios son continuos, no es fácil aceptar que conseguir nuestras metas y objetivos más importantes requieren tiempo, y muchas veces mayor al que nos gustaría. El concepto de paciencia parece estar perdido en un mundo que nos dice: “Deberíamos tenerlo todo” y “Deberíamos tenerlo YA!”

Paciencia y valorLa definición de paciencia como la como la capacidad de sufrir y tolerar las adversidades con valor y sin quejarse, desde mi punto de vista se queda corta. La paciencia también esta vinculada al trabajo duro y continuo, a perseverar al tener confianza en que con tiempo los imposibles se hacen realidad y estar dispuestos a continuar en la búsqueda de esos sueños.

Ser paciente no significa esperar cruzada de brazos, más bien se trata de aceptar con valor las pruebas que te pone la vida, en cada obstáculo o problema ver una oportunidad y al aprovechar estas situaciones  progresar en el camino de mis sueños y  mi crecimiento como profesional y por supuesto como persona. De la desesperación no sale nada positivo, resistir con calma permite pensar nuevas estrategias, alternativas, otros caminos para poder continuar sin rendirnos. La paciencia nos hace más fuertes.

La Paciencia una virtud de los dioses, que si sabemos cultivar nos da la fuerza para contrarrestar nuestros impulsos humanos, siempre acelerados y difíciles de controlar, postergando la satisfacción inmediata que tras la apariencia de resignación se construye en realidad una visión mucho más fuerte y decidida, que permite crear nuevas alternativas para alcanzar eso que queremos, sin rendirnos.

La paciencia es un rasgo de personalidad madura, muy relacionada con el entendimiento de nuestra interdependencia. A medida que somos más conscientes que las cosas no siempre depende solo de nosotros, somos capaces de esperar con calma que sucedan, le damos tiempo. La paciencia nos ayudará a desarrollar una sensibilidad especial muy útil identificar los problemas, dificultadas, alegrías, triunfos y fracasos del día a día, y por medio de ella, afrontar la vida de una manera optimista, tranquila y siempre en busca de armonía. La paciencia tiene que ser aplicada en todos los aspectos y con todas las personas, empezando por mi misma ( hay cosas que se me dan mal o tardan mucho en llegar, no por eso me debo desesperar). Así mismo debo ejercitar la paciencia también con quienes me relaciono más a menudo, sobre todo si, por cualquier motivo, personales o profesionales , tengo que ayudarles en su formación, en una enfermedad…etc

Quien tiene paciencia, obtendrá lo que deseaLa paciencia es una de las virtudes más importantes, tenemos que trabajarla para que nos dé sus frutos ( recordando que los frutos no aparecen ya maduros). La paciencia nos ayudará a ser constantes y no tirar la toalla. La paciencia es un valor muy importante que no solo nos aporta habilidades sociales imprescindibles sino que es básica, para alcanzar nuestros proyectos, nuestros sueños, todo eso que queremos.

Para ejercitar mi paciencia solo tengo que:

  • Trabajar mi capacidad de manejar la frustración cuando no alcanzo lo que quiero a la primera.
  • Tener claros mis objetivos, y por supuesto tenerlos enfocados.
  • Mantener una actitud positiva, en cualquiera de las situaciones.
  • Buscar otras alternativas para alcanzarlo.

Alguna vez he escrito que nuestra felicidad depende de la ilusión que ponemos en las cosas que hacemos y en el trabajo bien realizado. “Todo pasa”, cierto es; pero pasa según el ritmo de cada cosa y no como querríamos nosotros. No debemos confundir la paciencia, con la pereza, pues esto solo significa que no tenemos ninguna intención de ponernos manos a la obra; sino esperar a que otros la hagan.

Para cerrar este articulo, voy a recordar dos frases celebres que no quiero apartar de mi cabeza en estos días

Tener paciencia“Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea” Benjamin Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense.

“No confundas la paciencia, coraje de la virtud, con la estúpida indolencia del que se da por vencido.” Mariano Aguiló (1825-1897) Poeta español.

Sin lugar a dudas, merece la pena ejercitar mi paciencia, aunque a veces crea que pierdo toda mi paciencia en esto!


Los delfines fuente de sabiduria

Me he tomado muy en serio mis vacaciones y he desconectado de todo, incluyendo escribir en mi blog. Lo positivo es que después de unos días de relax, buena comida y un poco de cultura, todo se ve mucho mejor, surgen nuevas ideas y fuerza para poder con todo, aunque la semana este desbordada de trabajo. En estos días hice una escapada a Valencia, ciudad mediterránea estupenda, y aunque el tiempo no acompañaba del todo para estar en la playa, han sido los días perfectos para descubrir sus museos, restaurantes y disfrutar de La Ciudad de las Artes y las Ciencias. Personalmente lo mejor de esta visita ha sido el Oceanográfico, quizás porque adoro el submarinismo y me encanta todo lo que tiene que ver con el mundo submarino, aunque especialmente por los delfines. Y es que los delfines pueden ser unos grandes maestros en mi camino de alcanzar todos mis sueños.

Mi coach un delfínSiento una gran admiración por los delfines, son unos mamíferos sensibles e inteligentes y sin duda se sienten atraídos por nosotros los seres humanos, (seguro que mas de uno ha podido  disfrutar del espectáculo de los delfines jugando a nadar al lado de un barco o que se acerquen durante una inmersión ) . Recientemente se ha podido confirmar que los delfines forman sociedades, poseen una personalidad y cultura particular. Algo asombroso es que los delfines han pasado la prueba del espejo,  de esta forma se ha comprobando que tienen conciencia de sí mismos, y lo mejor de todo son capaces de percibir las emociones de sus compañeros y sintonizarse con ellos, una empatía superior a la desarrollada por los seres humanos.

Con estos datos, no es de extrañar la fascinación que siento por estos inteligentes seres, tan parecidos a mi en los aspectos básicos ya que necesitan vivir en grupo ( así como yo necesito mi hogar, mis amigos), necesitan cuidarse, protegerse y auxiliarse. Lo que también es cierto, es que son mejores que yo en general porque  este cuidado no lo hacen como manipulación, ni buscando beneficios individuales, no quiere decir que yo sea una manipuladora compulsiva pero tengo que reconocer que en muchos casos pienso primero en mi. Los delfines se cuidan, ayudan y protegen con transparencia, dedicación y eficacia, no se exterminan entre ellos, (y no me refiero ya de como los seres humanos somos victimas de la violencia callejera o las guerras, sino del exterminio sutil, del que se vive con la búsqueda de los objetivos personales sin importar a quien pisamos por el camino, bajo la premisa del todo vale) los delfines ética natural, orientada a la vida, que cada día mas escasea en nuestro mundo. Pues aquí la primera lección de mis amiguitos delfines, porque quiero que en mi hogar, en mi trabajo, en mi país o ya incluso a nivel global, mis acciones reflejen esta ética y sea capaz de contagiarla.

Empatia y Equipo en los delfinesSabemos que los delfines están habilitados para usar todos los medios para comunicarse entre ellos, ya sean sonidos, actitudes corporales que nos recuerdan a   la danza, incluso el roce de sus cuerpos. Con su comunicación, los delfines crean redes potentes de auxilio y juego y como personas cada vez somos más concientes de la importancia del networking en nuestra vida, algo en lo que los delfines nos llevan una gran ventaja. Podríamos pensar que la velocidad y gracia al nadar de los delfines, equivale a la flexibilidad necesaria que requerimos  para viajar a través del mar del cambio continuo, superando obstáculos ( evitando estrellarnos) y por supuesto sin nadar a contra corriente. Segunda lección, la adaptabilidad de los delfines nos recuerda que debemos nadar elegantemente independiente de lo cambiante del entorno, como ellos lo hacen tanto en el océano como en las piscinas artificiales que encontramos en los oceanograficos y otros centros marinos

Otra gran lección la encontramos en la capacidad de aprendizaje de los delfines, son capaces de entrenar sus talentos naturales al punto de disfrutar con ellos convirtiéndolos en un juego.  Para complementar esta capacidad de aprendizaje son a su vez grandes maestros, ellos enseñan a sus crías a obtener alimento, utilizar herramientas y a defenderse de los predadores. Incluso, los delfines en cautiverio pueden enseñar a otros los “trucos” aprendidos durante su entrenamiento que no son otra cosa que un medio para obtener comida.

Saltar obstaculos como el delfinLos delfines de forma natural nos enseñan  adaptación al cambio, capacidad de aprendizaje y de enseñanza, la importancia del equilibrio entre lo individual y lo social y la destreza para comunicarse, la libertad y la creatividad que emerge del disfrute y del juego desarrollando así todos sus talentos. Pero para mi la mejor lección que me han dejado estos encantadores delfines es la importancia de vivir en comunidad, de trabajar en equipo… Los delfines comparten, cada uno aporta lo mejor de sí mismo en beneficio del grupo, sin exigir ser especial o derechos adicionales. En equipo se logran los mejores retos y se alcanzan los objetivos mas ambiciosos.

KC en el oceanografico de ValenciaCreo que todos nosotros llevamos dentro las mismas capacidades y somos capaces de superar los mismos retos ( los talentos durmientes). Lo que marca la diferencia es la determinación y persistencia que nos lleva a entrenar y marcar nuevas metas (puede ser en el trabajo, en la vida personal…). Y para alcanzar TODO LO QUE QUIERO, voy a cultivar mis redes, la gente que me rodea, mi familia, mi pareja, mis compañeros de trabajo, mis clientes… porque cuando estamos nadando en la misma dirección, en equipo, como partners, no hay obstáculos que nos impidan llegar al destino.

Y como el delfín salto obstáculos, bailo en el mar del cambio, juego y entreno mis talentos, simplemente disfruto camino que estoy recorriendo para cumplir mis sueños!

No hay nada gratis, invierte en tus sueños

No hay nada gratis, ni producto de la casualidad o la suerte. Al fin es fin de semana y puedo descansar, y por supuesto pensar, porque tengo la duda si mis sacrificios están alineados con mis verdaderos objetivos, mis actuales prioridades. Estoy convencida que el éxito, no es más que la suma de pequeños sacrificios repetidos día tras día. Un sacrificio en el sentido más estricto de la palabra, es la acción para complacer a un poder superior a cambio de su favor, que se hace por obligación, necesidad o altruismo. Sacrificio es la devoción a una causa que no puede hacerse a través de una simple promesa, sacrificar es renunciar a algo valioso o precioso, a menudo con la intención de lograr un propósito u objetivo de mayor valor. Una promesa, un juramento no exige nada a cambio, un sacrificio implica la perdida de algo. El éxito no llegará solo con la intención. El sacrificio es perder algo ahora, para obtener más adelante algo mucho mejor, es tomar las riendas de tu vida no dejar nada a la suerte, saber que existe un precio a pagar y tenemos que ser suficientemente responsables para medir si realmente ese sacrificio que nos corresponde hacer para alcanzar esa meta realmente vale la pena.

Exito tiempo y algunos sacrificiosDurante mi vida he realizado pequeños sacrificios para alcanzar algunas de mis metas. Como inmigrante he sacrificado tener cerca a mi familia y amigos en busca de sueños que a día de hoy son imposibles en mi país. Durante algunos años he sacrificado mi vida personal en beneficio de hacerme un hueco en el mundo profesional. Mis prioridades y metas durante mi vida han ido cambiando y justo por eso a día de hoy hay sacrificios que no estoy dispuesta a realizar y otros muchos que sí.

Considero que sacrificarse merece la pena, aunque existe muchas personas que hacen lo que sea para evitarlo, así que me surge la pregunta obvia ¿por qué la gente se resiste a hacer sacrificios?, ¿por qué no está dispuesta a renunciar al placer del momento, para lograr una mayor satisfacción futura? La verdad es que no tengo una respuesta clara, quizás sea el miedo al fracaso, a no ser capaz, así que mejor no arriesgar. O quizás porque escuchamos continuamente que al éxito se llega con felicidad, gozando del camino y haciendo lo que te gusta hacer, y todo llegará como por arte de magia  lo cual resulta mas fácil de creer. Pero la realidad es que no estamos exentos de hacer algunos sacrificios. 

Sacrificio sin sacrificar mi vidaHacer un sacrificio, no significa sacrificarme, sacrificar mi vida ( no me imagino subida en una piedra ceremonial, tipo altar y que me claven un puñal en el corazón) es decir, no voy a dar el resto de mi vida, de lo que tengo a día de hoy, mi salud, a cambio de una meta, porque a parte de ser agotador, posiblemente resulte la mayor causa de mi fracaso, porque al darlo todo no tengo de donde sacar la motivación. El sacrificio tiene que ser justo y relativo a aquello que quiero obtener, esta en mi determinar lo que considero justo o no, pero también recordar que sin esa dosis de sacrificio, será muy difícil conseguir todo lo que quiero. La motivación me ayudará a encontrar el camino y el sacrificio me ayudará a recorrerlo.

A veces la causa del fracaso no es mas que centrarse en el coste, el esfuerzo, lo que estoy perdiendo con el sacrificio y no solo en el beneficio, la meta, mi sueño. El sacrificio no puede ser de ningún modo una simple promesa, una tentativa, una aventura o algún tipo de juego simplemente movida por una emoción. Se requiere confianza y determinación, mucha motivación, incluso un acto de fe sin ninguna duda respecto al resultado final. Como ya he dicho en otras ocasiones, no hay imposibles, solo es cuestión de tiempo, aquí radica parte de la clave para alcanzar una meta, en no dejar que el tiempo genere ansiedad y merme mi motivación, alcanzar lo que quiero esta a la vuelta de la esquina y no debo tirar la toalla, solo hay que caminar un poquito más.

Exito en el sacrificio

El sacrificio es una inversión segura, es parte del precio para tener lo que quiero. Se puede llegar lejos, hacer cosas, si realmente lo deseo con todo el corazón. De entrada ya sé que el camino nunca es fácil. Las cosas hay que planearlas, trabajar duro, porque con esfuerzo y sacrificio los sueños se hacen realidad.

No hay ninguna causa que sea más importante que yo misma, sacrificaré para seguir el viaje hasta la última meta: el YO que puedo llegar a ser!

 

Mi Caja de Pandora: el arma secreta

En la mitología griega, Pandora fue la primera mujer y estaba dotada de una belleza extraordinaria, como regalo de los dioses recibió una misteriosa caja que no debía abrir bajo ningún motivo. La curiosidad pudo más y Pandora terminó abriendo la caja (en realidad un ánfora) liberando los grandes males del mundo, enfermedades, dolor, locura, asustada cerro la caja antes de que saliera todo lo que había en su interior, conservando solamente la esperanza. Ya que la esperanza estaba metida en la misma caja que todos los males, es de suponer que los griegos en su mitología la consideraban algo negativo, seguramente por el peligro de quedarnos en el todo saldrá bien, sin hacer nada. Muy probablemente de aquí viene la frase “La esperanza es lo último que se pierde”.Caja de Pandora

En algún momento de nuestra vida hemos abierto la Caja de Pandora y liberado el desanimo, pesimismo, la sensación de no ser capaz de salir adelante y que todo se viene encima, sentimos que la vida nos golpea con fuerza y parece que se acumulan en el camino más fracasos que éxitos. En esos momentos no debemos olvidar que aún tenemos un arma secreta guardada en nuestra caja, la Esperanza. No me refiero a la esperanza contemplativa sin acción, sino la Esperanza que me permite creer que tengo la voluntad y los medios para alcanzar todos mis objetivos sean cuales sean. En mi caja de Pandora tengo el arma secreta que aumenta mis posibilidades de éxito.

Tener esperanza implica tener metas y objetivos claros, sin esperanza parece que no vale la pena intentar nada y por tanto para que plantearse querer algo, si no lo vamos a tener. La esperanza también impulsa a crear un plan de acción, una ruta que me ayude a llegar a mis objetivos, incluso la esperanza me ayudará a encontrar un plan B en caso de fracaso.  ¿Cómo saltamos obstáculos sino es con la esperanza de que podemos hacerlo? Si me caigo saltando, pues lo rodeo, de una forma u otra,  creo que final lo lograré  que solo hace falta más esfuerzo, y por tanto no perderé ni la fe y ni la confianza. Esto, por sí mismo, aumenta mis probabilidades de éxito, aunque sea solo por intentarlo una y otra vez.

La esperanza también incluye pensamientos positivos, optimismo y por supuesto creer que se puede. Es la motivación necesaria para seguir adelante y seguir esforzándome en busca de lo que quiero.

Arma Secreta La EsperanzaSer optimista y tener esperanza, significa tener grandes expectativas que, en general, las cosas saldrán bien en la vida a pesar de los contratiempos y frustraciones, eso sí el optimismo tiene que estar bien anclado en la realidad sino podría ser desastroso.  Detrás de toda esperanza hay una promesa, y detrás del optimismo siempre hay una persona que mantiene enfocado el lado favorable de las cosas y entrena la propia motivación para ser capaz de saltar obstáculos, rodearlos o incluso destruirlos. Además no puedo quedarme sentada esperando que alguien me motive. Escucho mucho la frase, tanto en mis compañeros y amigos como en mi misma “tal cosa o tal otra no me motiva”,… y a qué estamos esperando?, que llegue un hada con una varita mágica y cambie todo? NO, nada de eso, la primera y única responsable de estar motivada soy yo misma!

La motivación está basada en mis propias metas y prioridades, si no lo tengo claro, iré dando bandazos y perdiendo toda esperanza de alcanzar mis objetivos, por eso también tengo que ser responsable de tener claro el motivo de mi actuación, ya que este mismo motivo será el que finalmente define mis propios obstáculos.

¿Cómo puedo usar desde ya mi arma secreta? Primero voy a atacar los pensamientos sobre situaciones tristes, adversas, complicadas o irreversibles, que definitivamente desaniman y nos hace perder todo tipo de esperanza. Aquí lo mejor es salir de ese estado emocional que es como un agujero negro,  con actividades que nos hagan pensar y sentir lo contrario, como una película, un libro, una canción, o dejando que los amigos nos cuenten historias divertidas, llenando nuestra alma de vasos de agua. Ya se que a veces no somos ni capaces de levantarnos de la cama, por eso creer que se puede cambiar es el primer paso.

Otro gran poder secreto de mi arma, que puedo usar ya mismo, es mirarme el ombligo sin castigarme por mis errores e imperfecciones, teniendo claro que ni soy una superwoman ni podré serlo, esto tanto a mi como a cualquiera,  proporciona una carga de positivismo, con la esperanza de que con entrenamiento y continuo aprendizaje podemos superar los errores y cambiarlos. Y ya por último, si dejamos de cuestionarnos tanto y empezamos a preguntarnos qué podemos hacer hoy, pensando hacia el futuro y reconociendo aquello que está a nuestro alcance realizar ( sin olvidar el anclaje en la realidad) recordando  los buenos momentos, los logros y con nuestras fortalezas como una forma de automotivación y alimento a nuestra esperanza de que si podemos!

Escribir este post es el resultado de mi esperanza, de que el nuevo tratamiento funcionarán mejor y le diré adiós a mis dolores de cabeza, porque al compartir mis ideas puedo motivar a otras personas y cultivar mi propia motivación. Y es que si le haces agradable la vida a otras personas, haces inspiradora tu propia vida: es el modo más seguro de motivación.

No hay imposibles solo cuestion de tiempoSi esperas poco de la vida, lo más seguro es que obtengas poco. Si esta ha sido tu actitud hasta ahora, es el momento de empezar a cambiar. Estoy segura que se puede aprender a tener más esperanza y encender la llama que permite alcanzar muchas más metas de las que has alcanzado hasta ahora, es cuestión de creer en uno mismo! Yo espero TODO, no hay imposibles y por eso estoy segura que conseguiré muchas cosas de las quiero en mi vida, solo es cuestión de tiempo.

 El arma secreta, es creer que se puede!! porque “la esperanza es el sueño del hombre despierto” Aristóteles.

El poder de la palabra NO

“La habilidad de expresar una idea es tan importante como la idea misma” Aristóteles

El impacto que tiene la palabra sobres las personas es sorprendente y muy duradero. Esta científicamente comprobado que son necesarios 5 reconocimientos positivos para eliminar 1 negativo (mas información). Desde niños estemos recibiendo comunicación negativa “no lo hagas, eso esta mal, eres tonto, no puedes, no serás capaz” , cada una de estas frases es como una taza de café negro volcada en un gran recipiente. Imagina que este recipiente somos nosotros mismos, y ahora imagina la cantidad de vasos de agua que debes echar para eliminar el café y dejar el agua cristalina. Cada vaso de agua significa una frase positiva necesaria para poder borrar o minimizar el impacto de cada frase negativa… quizás durante nuestra vida no hemos agregado suficientes vasos de agua  y aun tengamos nuestro recipiente lleno de agua turbia.

Las frases positivas, son tus vasos de agua.

Las frases positivas, son tus vasos de agua.

La mayoría de las veces no nos damos cuenta de lo que decimos y mucho menos de las consecuencias que se generan a partir de una palabra.  Muchas veces lastimamos, ofendemos ó complicamos, liamos, enredamos las cosas sólo con lo que decimos o dejamos de decir, o somos extremadamente duros con nosotros mismos. Por eso tenemos que pensar antes de hablar.

Nuestra comunicación se ve afectada por nuestras actitudes y creencias. Cada uno de nosotros percibe el mundo de forma diversa y la verdadera comunicación esta basada en intentar entender el prisma bajo el cual , el otro percibe la realidad, adaptando nuestra visión. Como podemos llegar a este punto, pues sencillo a nivel teórico, pero luego poco aplicado en nuestro día a día. Primero saber escuchar con atención transmitiendo señales no verbales y no emitiendo opinión, hacer preguntas aclaratorias, en definitiva lo que se define como escucha activa. A mi particularmente me cuesta mucho en lo que refiere al control emocional en mi relación de pareja, no aplico el intentar entender el mensaje antes de juzgarlo.  Siguiente paso, si somos capaces de escuchar de forma activa, podremos observar emociones en el otro, alegría, tristeza, preocupación, enfado; comprendiendo lo que el otro siente recibiendo su emoción y expresando acercamiento. Es muy importante controlar nuestras propias emociones para disminuir los estados emocionales negativos favoreciendo la comunicación y reforzar y compartir los positivos y si realmente queremos contactar y comunicar con otra persona.

A veces por miedo a no controlar nuestras propias emociones o por la consecuencia de las mismas optamos por no comunicar. Entonces me pregunto, ¿es posible comunicar algo negativo, una critica, una no conformidad, un NO sin herir ni salir perdiendo? Nunca olvidaré el ejemplo en un taller de comunicación que decía que cada critica negativa era como un clavo en una madera, así que aunque luego lo quitarás el hueco se quedaba hecho, la herida se quedaba allí.

Quizás el detonante de este blog fue una comunicación que no me gusto, que me obligó a replantearme algunos temas importantes. Quizás en mi recipiente habían demasiadas tazas de café, sin suficientes vasos de agua ni de mi parte ni de la suya. Después de una semana de reflexión  volveré a tener otra comunicación en la que no quiero que las emociones ni las críticas ni los NO, bloqueen la necesidad de transmitir lo que deseo, de forma que mis próximos SI sean valorados y para mantener una relación basada en el conocimiento y respeto mutuo. PalabrasPondré toda mi voluntad para expresar emociones y opiniones positivas, porque un NO no es un enfrentamiento ni un enfado, es algo puntual, no global ni para siempre. Delimitar como me gustaría que fuesen las cosas , darle a conocer como me siento, anticipar lo que me juego en cuanto a mi proyecto de vida, mantener la calma, escuchar e interesarme por lo que tenga que decirme, dar alternativas posibles deseables que cambien las circunstancias actuales .. y aunque no pueda a llegar a nada concreto, siempre agradeceré haberlo intentado y hablado.

Espero poder tener la habilidad de expresar mis ideas claramente, sin obstáculos. Me comprometo conmigo misma a tener lo que quiero, a perseguir mis sueños y alcanzarlos. A echar cada día vasos de agua que limpien las manchas de café y ser más feliz.

“Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves, cuando apartas tus ojos de tu meta”  Henry Ford

Descubriendo lo que quiero

Cuando comencé a escribir este blog, la idea de Familia fue la primera que entro en mi mente haciendo ruido frente a todo lo que tengo hasta hoy. Hoy quiero entrar más en este concepto, para así poder darle forma a esto que quiero.

La familia, como concepto no es lo que busco, esto me suena a institucional y frio, demasiado estereotipado. Y si no, nos encontramos con la familia moderna que se ha encogido y limitado a la pareja y como base de la sociedad ha perdido fuerza, y se presenta totalmente desestruturada. No me imagino a mi misma en esta situación, así como tampoco me imagino vestida de blanco disfrazada de princesa, caminando al altar, bueno quizás de gris de ArmaniCollezioni.

Pues bien, digamos que no van por allí los tiros de lo que quiero. Tengo a mi familia, lejos pero están, soy parte de una familia por suerte unida, amorosa y comunicativa, con sus problemas como todos, pero con la fortaleza de afrontarlos.

Familia Gutiérrez-Burgos

Definitivamente mi descubrimiento de hoy me lleva más cerca de la palabra HOGAR. Esta palabra que se usa para describir el lugar que le da a una persona o grupo de ellas la sensación de seguridad y calma.La palabra hogar proviene del lugar en el que se reunía, en el pasado, la familia a encender el fuego para calentarse y alimentarse. Hogar como el que mis yayos nos dieron.

Vivo en un piso que he ido convirtiendo en un hogar, ese lugar en el que me encanta estar, donde me siento feliz conmigo misma, donde me puedo relajar. Pero este hogar esta incompleto. Mi familia esta lejos como ya he comentado, así que lo que me falta es con quien compartir este hogar. Un hogar no lo hacen las paredes de este piso, ni la decoración, sino los que viven en él, los que dan vida al espacio, y ahora solo Luca (mi gatito) y yo le damos vida.

Un hogar se hace con emociones, vivencias, recuerdos, olores. Al decir la palabra hogar solemos pensar en alguno, y yo siempre regreso al que tuve en tiempo pasado, a la casa de la playa o a las reuniones familiares en torno a los yayos, a los primos sentados viendo las diapositivas de viajes, al sonido del piano, de la mandolina, hasta de la música hecha con una hoja de limón. Hace 14 años que no disfruto de la calidez de un hogar, por elección propia y por no tenerlo en el QUIERO.

Si que es cierto que durante años he sido conocida por organizar fiestas, reuniones, cenas en mi casa, a veces incluía gente poco conocida y otras solo con mis amigos mas cercanos; con lo que he querido ir llenando la ausencia del hogar.

Pero lLucaos años pasan y mis amigos han ido tomando caminos diferentes y repentinamente mi hogar se encuentra vacío. Después de esta Navidad y el disfrutar del amor de mi mama, mi casa estuvo llena de calor de hogar. Creo que ha sido este momento, el de llegar a casa y no tener con quien hablar, el momento de ver que solo Luca mi gatito me espera, me ha removido muchas cosas en mi interior.

La sociedad actual, del supuesto “bienestar” nos impulsa a sobrevalorar el comer fuera de casa, a probar platos exquisitos o la creatividad de un chef conocido, así como la comodidad de tener todo listo y servido, y esto sin mencionar los smartphones que han transformado los encuentros personales en un monologo con el whatsap/facebook/twitter pero alejados de los que físicamente tienes a tu lado. Viviendo hacia fuera, en lo exterior en el aparentar, en los demás en lo social. Parece que la intimidad es mala, aburrida y rutinaria, o simplemente da miedo mirar al propio ombligo.

Quiero un  hogar que sea un lugar lleno de intimidad y cariño, donde, al terminar el día pueda llegar y ser recibida incondicionalmente, un lugar para descansar del estrés y problemas de mi trabajo ( es lo que tiene el mundo de la consultoría) y poder desconectar. Quiero un hogar que sirva de luz, que me indique este es tu lugar y aquí están los que te quieren, aquí esta tu historia y los detalles que me hacen sonreír y dan valor a mi día a día, donde la felicidad de los demás se transforma en mi propia felicidad, donde suenen las notas de un piano y huela a flores frescas. También quiero un hogar con sus momentos de incertidumbre, complejidad e inestabilidad, que darán aun mas valor a los momentos de calma y felicidad.

Paz del Hogar

¿ por qué resulta tan difícil? Aún no tengo claro como conseguir esto, solo puedo decir en este momento con total seguridad, que he descubierto que quiero un HOGAR…

Tomando decisiones: De la reflexión al hábito

Soy creyente fiel de que la distancia que existe entre aquello que quiero y el poder obtenerlo, se acorta a base de entrenamiento. El problema esta en saber realmente que es lo que se quiere y ser capaz de establecer un plan de acción.

Hoy he tenido la oportunidad de reflexionar con mi equipo de Jefes de Proyecto sobre que es lo que realmente les motiva, descubrir donde están las carencias y hacer el primer esbozo de un plan de acción. Ha sido una experiencia extraordinaria y me ha motivado aún mas para llevarla a mi ámbito personal.

“La clave del éxito es averiguar lo que de verdad nos entusiasma hacer y luego encontrar el medio de ganarnos bien la vida haciéndolo” – Napoleón Hill

¿Porqué si profesionalmente lo he tenido siempre tan claro a día de hoy no soy capaz de aplicarlo?

En vida he tenido ejemplos muy claros del querer es poder a base de esfuerzo y entrenamiento. Fui una niña asmática, tenía prohibido hacer esfuerzo físico, ( si claro, explícaselo a una niña de 8 años cargada de energía) pero no me impidió hacer ballet, y formar parte del equipo de atletismo de mi colegio. También tuve una irritación cerebral que no me permitiría desarrollar todo mi potencial intelectual  menos mal, porque quien sabe donde estaría hoy, quizás haciéndole compañía a los protagonistas de The Big Bang Theory. Incluso el entrenamiento me ha permitido retomar el ballet muchos años después de haberlo dejado, hasta convertirlo en hábito

Está claro que puedo elegir ser la protagonista de mi vida o ser la directora o guionista. Normalmente lo dELECCIONe ser protagonista nos parecería ideal, pero terminas siendo el muñeco de alguien o alguna circunstancia

Pero para poder dirigir y escribir mi vida, necesito saber de que irá mi guión a partir de ahora. La improvisación nos da maravillosas sorpresas, pero también nos lleva a callejones sin salida. Esto de ser treintañera, que a veces nos da tanto miedo y nos hace sentir en medio de una crisis, nos ofrece una oportunidad de oro: la de volver a elegirnos y decidir quien y que clase de mujer queremos ser, que tipo de vida queremos llevar. Es importante que eso que quiero pueda visualizarlo con suficiente intensidad, con claridad es el camino del querer al tener, del sueño a la meta:

QUERER -> CREAR->HACER-ACTUAR->CREER

Cada uno de nosotros tiene muros que nos impide llegar del querer al creer, obstáculos que nos enquistan en la propia rutina, que nos repiten ¿para que hacer?, se que no puedo, y finalmente estas convencido que no puedes, que no es para ti.

Hoy me propongo empezar a escavar estos muros , eliminarlos a fuerza de pequeños golpes . Posiblemente sean muros construidos desde mi infancia con cimientos muy fuertes, pero para eso esta la perseverancia.

Eliminar obstaculosLa vida también me ha dado algunas herramientas para empezar a derribar estos obstáculos, son muy perseverante, tengo paciencia y constancia, además adquiero compromisos sin miedo a no ser capaz de cumplirlos.

“Las decisiones no son más que el comienzo de algo. Cuando una persona toma una decisión, se está zambullendo en una corriente poderosa que le llevará hasta un lugar que jamás hubiera soñado en el momento de decidirse”(El Alquimista, Paulo Coelho)

Pues aquí estoy, zambullendome en este experimento meditado para conseguir TODO LO QUE QUIERO y MAS.