El que se cansa pierde

El que se cansa pierdeHe tomado la frase que nos esta ayudando a todos los venezolanos para seguir adelante en busca de una Venezuela mejor, como inspiración y titulo de esta entrada. Pero no es sobre mi país natal que hablaré en este post. Hoy voy a escribir sobre la fuerza de voluntad, la perseverancia, el no cansarnos, no rendirnos, porque si lo hacemos no alcanzaremos nuestros objetivos.

Paso muchas horas al día intentando generar nuevos proyectos, y es agotador. La crisis económica en la que se encuentra inmersa España ( si si por mucho que digan los gobernantes que ya salimos de ella, o que es un estado de animo no es así) hace que las empresas inviertan en lo mínimo, controlen al máximo sus costes. La única forma de conseguir un éxito es perseverando día tras día, superando el NO tras NO, ya que en algún momento daremos con la puerta adecuada en el momento justo.

Los estudiantes venezolanos son mi ejemplo cada vez que quiero tirar la toalla. Más de dos meses de de protestas y siguen en la calle, porque creen firmemente en que las cosas deben cambiar y que el gobierno no puede seguir ignorando la gran crisis que vive nuestros querido país,. Ellos finalmente han tomado conciencia de la grave situación en la que se encuentra el país. Nos vale a todos y en muchos ámbitos de nuestra vida.

Es gracias a este ejemplo que puedo decir sin equivocación  que la perseverancia mucho tiene que ver con la consciencia.  La conciencia es un fenómeno neurológico complejo, otorgándonos la capacidad de entendernos a nosotros mismos, de dar sentido  a  nuestra propia existencia. La conciencia se aplica a lo ético, a los juicios sobre el bien y el mal de nuestras acciones. Es el estado cognitivo que nos permite interpretar, relacionar  estímulos externos conformando la realidad.

FOCO en ObjetivosLa conciencia se ve perturbada por las enfermedades, mala alimentación, dormir poco o mal, el estrés, trabajar en exceso… En esta situaciones yo misma o cualquiera es incapaz de concentrarse en lo que desea, por lo que hay que trabajar la perseverancia. Mi ejemplo más claro es cuando tengo alergia no soy capaz de centrarme, mi sentido de responsabilidad merma, porque estoy nublada con los síntomas.  Si no puedo concentrarme, poner foco, es imposible  emprender el camino de mis sueños. Una idea para clarificar nuestra conciencia, y que nuestras ideas estén enfocadas es la meditación.

La meditación no es mas que un proceso de introspección, para buscar soluciones a una situación problemática. Es ser capaz de admitir que nos equivocamos, que tenemos cosas desagradables que debemos rechazar o mejorar.  Cambiar empieza por querer hacerlo y por supuesto siendo perseverantes. Muchas de estas cosas son los obstáculos que nos dicen, rindete, estas cansada, hasta cuando vas a seguir intentándolo.

Por otra parte el sentimiento que conscientemente le otorguemos a un objetivo, será determinante para alcanzarlo. Si el objetivo nos entristece seguramente tiremos la toalla antes de empezar. Si por el contrario somos positivos y lo asumimos con ilusión, tendremos la energía necesaria para no cansarnos y seguir luchando. Algo que a mi me funciona, respirar profundo, cargarme de positivismo y seguir adelante!

Me ha encantado una cita de Paulo Coelho:

“El Buen Combate es aquel entablado en nombre de nuestros sueños. Cuando explotan dentro de nosotros con todo su vigor, en la juventud, tenemos mucho coraje pero todavía no hemos aprendido a luchar. Después de mucho esfuerzo, hemos aprendido a luchar, pero ya no tenemos el mismo coraje para combatir. Por eso, nos volvemos contra nosotros mismos y pasamos a ser nuestro peor enemigo. Decimos que nuestros sueños eran infantiles, difíciles de realizar o fruto de nuestra ignorancia de las realidades de la vida. Matamos nuestros sueños porque tenemos miedo de entablar el Buen Combate.”

No rendirseRecuperar la energía de mis sueños infantiles, aquellos que a día de hoy están anclados en mi realidad y lanzarme al Buen Combate porque solo así lograré mis sueños.

El que se cansa pierde, así que yo no me cansaré nunca y seguiré en mi camino de QUERER TODO. Si me rindo no sabré lo cerca que estaba de alcanzar mis sueños.

El techo de cristal EXISTE!

He estado un poco desaparecida de mi blog, básicamente por falta de tiempo. El cierre de año resulto intenso unido a las fiestas navideñas, me dejaron sin fuerza para nada más. En esos complicados días empecé a escribir sobre una situación especialmente desagradable y por desgracia muy arraigada en España aunque se empeñen en decir que no: “EL TECHO DE CRISTAL” o “Glass ceiling barriers” originalmente en ingles. Finalmente ahora en enero puedo terminarlo.

techo de cristalPara quién no este familiarizado con esta expresión “Se denomina así a una superficie superior invisible en la carrera laboral de las mujeres, difícil de traspasar, que nos impide seguir avanzando. Su carácter de invisibilidad viene dado por el hecho de que no existen leyes ni dispositivos sociales establecidos ni códigos visibles que impongan a las mujeres semejante limitación, sino que está construido sobre la base de otros rasgos que por su invisibilidad son difíciles de detectar.”

Pues bien, aunque alcancemos niveles directivos, el techo de cristal sigue pesando sobre nuestras cabezas. Parece ser que algunos hombres consideran a las mujeres no aptas para negociar y solicitan la presencia de un superior, y se extrañan e insisten sobre la presencia de ese jefe en reuniones de negociación por mas que le explicas que tienes todo el poder de negociación y que tu decisión es la de la empresa, por algo eres una directiva. Entonces parece que aún rompiendo el techo de cristal de nuestra propia empresa la sociedad y en concreto el mundo de los negocios existen prejucios sobre la mujer en puestos de toma de decisión.

Dentro de la propia empresa las cosas tampoco son fáciles. Es un secreto a voces que en muchos casos las mujeres debemos demostrar nuestra capacidad más que los hombres para alcanzar o tener accesos a puestos de dirección, en iguales condiciones. No pretendo generalizar porque como en todo hay excepciones, simplemente dando una vista rápida a mi alrededor encuentro datos suficientes para estar de acuerdo con que esta situación existe.

No es para menos, en España los hombres abarcan casi todos los puestos de alta dirección y son contadas las mujeres que entran en este selecto grupo. Si una mujer ocupa una posición tradicionalmente masculina, se nos observa de forma más inquisitiva que nuestros compañeros hombres y por supuesto el nivel exigido es la “excelencia”.

rompiendo barrerasY aun así creo que lo peor, son los estereotipos que a priori nos bloquean y que lamentablemente aún escucho en la boca de algunos de mis clientes y colegas, con frases tan lapidaras como las mujeres temen ocupar posiciones de poder”, “a las mujeres no les interesa ocupar puestos de responsabilidad”, “las mujeres no pueden afrontar situaciones difíciles que requieran autoridad y poder”… Obviamente estas ideas que a mí me suenan absurdas, tienen consecuencias importantes, tanto NO nos marca (mas información sobre el poder del NO ). Por una parte convierten a las mujeres en “no-elegibles” para puestos que requieran autoridad y ejercicio del poder. Por otra, hay mujeres que de tanto escuchar que “no pueden” lo asumen y lo interiorizan, se lo creen sin cuestionar y lo que es peor, terminan creyendo que es el resultado de una elección personal, bloqueando de esta manera sus propias carreras. También es cierto, que cada vez somos mas las mujeres que enfrentamos y admitimos que existe este conflicto y lo enfrentamos con diferentes recursos cada vez que accedemos a puestos de responsabilidad, de dirección.

Otros aspectos que nos marcan para dudar de nuestras propias capacidades, parten de la educación (tanto del sistema educativo o la propia familia), del malabarismo que tenemos que hacer para compaginar la vida personal con la laboral y la propia falta de modelos femeninos con los cuales identificarnos, nos agudiza nuestras propias inseguridades al acceder a puestos directivos, tradicionalmente ocupados por hombres.

Además de todo esto, si logramos romper parte de este cristal, nos encontramos con que las mujeres directivas son muy exigentes consigo mismas y tratan de hacer equipo con los mejores. Así que no podemos esperar que porque una mujer ha roto el cristal, por ser mujer nos ayudará a romper nuestro trozo de techo. Simplemente si en los mejores se encuentra una mujer la apoyarán, pero no por ser mujer sino porque es la mejor.  En igualdad de condiciones entre un hombre y una mujer, muchas veces se cae en el propio temor de lo difícil que es conciliar la vida personal con la profesional y por eso existe la falsa creencia que las mujeres no se apoyan en el desarrollo de la carrera, fortaleciendo aún más esta barrera de cristal.

Rompiendo el techoNo se si tendré que conseguir armas de destrucción masiva, para romper el techo de cristal que aún hay sobre mi cabeza, lo que si tengo claro es que cada día con mis acciones iré empujando este techo, hasta que seda, porque no me conformaré , no me limitaré y no quiero barreras, llegaré tan lejos como YO MISMA quiera llegar, no hasta donde dicen que puedo.

He aprendido de los hombres a venderme y explotar mi networking, saliendo de mi zona de confort. Cada día potencio mi marca personal, me preparo, me informo, estoy al día y lo comparto. Digo NO al miedo de no poder ser quien quiero ser a nivel profesional!! Y a todas las mujeres como yo que no se conforman:   No hay quien nos detenga!.. BYE BYE TECHO DE CRISTAL!

 

 

 

Evitando que el éxito sea una estrella fugaz.

Ya estoy de vacaciones de Semana Santa, unos días libres no vienen nada mal, las pastelerías llenas de torrijas y huevos de pascua (mmmm rico), lo importante es que detrás de esto, es un periodo que deja muchas enseñanzas, muchos motivos de reflexión. La semana santa empieza con la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén el domingo de ramos  y poco después encuentra la muerte en la cruz, esto sin duda es digno de una buena reflexión. Sin animo de entrar en interpretaciones de carácter religioso, salta a la vista que el éxito tiene una cara oscura y peligrosa hoy estamos en la cima, pero mañana no sabemos donde estaremos. El comportamiento futuro del ser humano es totalmente impredecible y muchas veces quien te apoya hoy, quien te ha empujado, ayudado a llegar a la lo más alto, mañana será quien peor te critique, juzgue y te empuje para que caigas.

De la gloria a la muerteNo solo el comportamiento de los demás nos afecta, nosotros mismos podemos conducirnos a nuestra propia muerte (de forma simbólica por suerte no acabaremos realmente en clavados a una cruz, aunque sintamos muchas veces que cargamos con ella) , podemos ser autocomplacientes, lo que frena nuestra imaginación y pensamiento, nos volvemos rutinarios, adiós a la creatividad y la utilización de recursos que nos hizo conseguir éxito. Acostumbrarse a estar en lo más alto, a tener éxito requiere estar alerta siempre, porque si no tienes la necesidad de apelar al ingenio, consigues todo sin esfuerzo, te vuelves vago, es como dormir en los laureles de la gloria y de pronto cuando toque afrontar algo realmente importante, retador,  simplemente no lo afrontamos, perdiendo muchas oportunidades o al afrontarlo nos faltan recursos y terminamos cayendo de nuestra nube y estrellandonos.

Éxito estrella fugazPuede que para cada uno de nosotros, tener éxito signifique algo muy diferente, quizás el éxito no es mas que dar lo mejor de mi  en beneficio de otros, tiene mas que ver con ser feliz. Muchas veces pensamos en el éxito como alcanzar fama, dinero, o poder, un éxito que suele ser efímero, así que para mi el éxito esta en vivir con alegría, en poder reír y amar y tener el respeto de los demás en base a nuestro comportamiento. Cuando se confunde el éxito con las oportunidades que se logran en la vida, que en muchos casos no han sido ganadas por nuestros esfuerzos, trabajo y perseverancia, sino gracias a la influencia de otros, incluso con injusticia,no tendremos la verdadera satisfacción del éxito porque hemos bloqueado nuestro propio crecimiento personal.

Aunque muchas veces pueda verme tentada por la idea de  ganar a toda costa,  pensar en lo que quiero de forma egoísta  no puedo dejar de pensar que una parte de la clave del éxito esta en ayudar a todos sin preferencias, con acciones, palabras y pensamientos, con una palabra de aliento, una atención amable, una sonrisa de estímulo; si ayudamos nos ayudamos. Con sus palabras, actitudes y decisiones puedo inspirar a las personas de mi alrededor. Jesús es un gran ejemplo de liderazgo basado en esta consigna.

No voy a negar que me gusta el reconocimiento, ser visible ( quizás por eso mismo estoy escribiendo este blog), pero sé que el reconocimiento es un cuchillo de doble filo, si las cosas van mal la persona visible es la cabeza de turco, estas más expuesto a criticas o desacuerdos. Si un equipo de fútbol juega mal, el culpable es el entrenador. Un truco para sobrevivir es admitir los errores  pedir consejos y preocuparse menos por lo que piensan los demás.

Traiciones en el camino del éxitoSi actúo de forma coherente sin miedo, aunque otros me juzguen equivocadamente, o intenten clavarme el cuchillo de la traición; seguiré trabajando y confiando en mi, en mi capacidad para sacar adelante mis proyectos, creyendo en mi potencial, buscando ser mejor cada día de forma que estaré preparada para encontrar los medios que me acercarán a mis objetivos deseados, caminar hacia todo lo que quiero. Y es que con la voluntad de salir adelante, conseguiré superar mis obstáculos y alcanzar mis sueños. Trabajar con tenacidad y con serena seguridad, es la forma de caminar hacia el éxito, pero no un éxito efímero.No importa cuantas traiciones me encuentre por el camino, lo importante es levantarme y volver a andar.

Nuestro mayor mérito estará en cultivar las mejores virtudes y cada obstáculo que encontremos en la vida, será un motivo más para subir más alto; hemos venido a este mundo para triunfar no para fracasar. No podemos controlar los aspectos externos e impredecibles desde el comportamiento aleatorio de algunas personas hasta una crisis económica o política,  pero si podemos ser dueños de nuestras decisiones, de nuestro destino.

En estos días sigamos el ejemplo de Jesús, después de un gran éxito  encontró todos los obstáculos y dificultades posibles incluida la traición, hasta morir en la cruz, pero su éxito no fue efímero , su sacrificio tuvo la mayor recompensa alcanzar la gloria, superando todo, resucitando. Esta semana es invita a meditar y revisar nuestros verdaderos sueños.

Mi exito no será una estrella fugazSi quiero que el éxito no sea una estrella fugaz en mi vida tengo que estar alineada con los cambios y la velocidad de esos cambios en el entorno externo; además de no perder mi foco. No puedo olvidarme de las personas de mi alrededor gente correcta y  motivada, con quienes crear equipo ( esto incluye amigos, familia y por supuesto las personas del trabajo). Hay que estar dispuestos al cambio, si no cambias no vas a tener éxito. Como demostró Jesús, para consolidar un éxito y que este no se volatilice, se requiere un  liderazgo constante que inspire todos los días, motive cada día, desarrollando a otras personas y aprendiendo los unos de los otros, no hay atajos ni caminos cortos, como un atleta de élite hay que entrenar para acortar la distancia entre el querer y el poder.

“Nada hagáis por egoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humilde cada uno de vosotros considere al otro como más importante que a sí mismo, no buscando cada uno sus propios intereses, sino más bien los intereses de los demás.” Filipenses 2:3-4

No hay nada gratis, invierte en tus sueños

No hay nada gratis, ni producto de la casualidad o la suerte. Al fin es fin de semana y puedo descansar, y por supuesto pensar, porque tengo la duda si mis sacrificios están alineados con mis verdaderos objetivos, mis actuales prioridades. Estoy convencida que el éxito, no es más que la suma de pequeños sacrificios repetidos día tras día. Un sacrificio en el sentido más estricto de la palabra, es la acción para complacer a un poder superior a cambio de su favor, que se hace por obligación, necesidad o altruismo. Sacrificio es la devoción a una causa que no puede hacerse a través de una simple promesa, sacrificar es renunciar a algo valioso o precioso, a menudo con la intención de lograr un propósito u objetivo de mayor valor. Una promesa, un juramento no exige nada a cambio, un sacrificio implica la perdida de algo. El éxito no llegará solo con la intención. El sacrificio es perder algo ahora, para obtener más adelante algo mucho mejor, es tomar las riendas de tu vida no dejar nada a la suerte, saber que existe un precio a pagar y tenemos que ser suficientemente responsables para medir si realmente ese sacrificio que nos corresponde hacer para alcanzar esa meta realmente vale la pena.

Exito tiempo y algunos sacrificiosDurante mi vida he realizado pequeños sacrificios para alcanzar algunas de mis metas. Como inmigrante he sacrificado tener cerca a mi familia y amigos en busca de sueños que a día de hoy son imposibles en mi país. Durante algunos años he sacrificado mi vida personal en beneficio de hacerme un hueco en el mundo profesional. Mis prioridades y metas durante mi vida han ido cambiando y justo por eso a día de hoy hay sacrificios que no estoy dispuesta a realizar y otros muchos que sí.

Considero que sacrificarse merece la pena, aunque existe muchas personas que hacen lo que sea para evitarlo, así que me surge la pregunta obvia ¿por qué la gente se resiste a hacer sacrificios?, ¿por qué no está dispuesta a renunciar al placer del momento, para lograr una mayor satisfacción futura? La verdad es que no tengo una respuesta clara, quizás sea el miedo al fracaso, a no ser capaz, así que mejor no arriesgar. O quizás porque escuchamos continuamente que al éxito se llega con felicidad, gozando del camino y haciendo lo que te gusta hacer, y todo llegará como por arte de magia  lo cual resulta mas fácil de creer. Pero la realidad es que no estamos exentos de hacer algunos sacrificios. 

Sacrificio sin sacrificar mi vidaHacer un sacrificio, no significa sacrificarme, sacrificar mi vida ( no me imagino subida en una piedra ceremonial, tipo altar y que me claven un puñal en el corazón) es decir, no voy a dar el resto de mi vida, de lo que tengo a día de hoy, mi salud, a cambio de una meta, porque a parte de ser agotador, posiblemente resulte la mayor causa de mi fracaso, porque al darlo todo no tengo de donde sacar la motivación. El sacrificio tiene que ser justo y relativo a aquello que quiero obtener, esta en mi determinar lo que considero justo o no, pero también recordar que sin esa dosis de sacrificio, será muy difícil conseguir todo lo que quiero. La motivación me ayudará a encontrar el camino y el sacrificio me ayudará a recorrerlo.

A veces la causa del fracaso no es mas que centrarse en el coste, el esfuerzo, lo que estoy perdiendo con el sacrificio y no solo en el beneficio, la meta, mi sueño. El sacrificio no puede ser de ningún modo una simple promesa, una tentativa, una aventura o algún tipo de juego simplemente movida por una emoción. Se requiere confianza y determinación, mucha motivación, incluso un acto de fe sin ninguna duda respecto al resultado final. Como ya he dicho en otras ocasiones, no hay imposibles, solo es cuestión de tiempo, aquí radica parte de la clave para alcanzar una meta, en no dejar que el tiempo genere ansiedad y merme mi motivación, alcanzar lo que quiero esta a la vuelta de la esquina y no debo tirar la toalla, solo hay que caminar un poquito más.

Exito en el sacrificio

El sacrificio es una inversión segura, es parte del precio para tener lo que quiero. Se puede llegar lejos, hacer cosas, si realmente lo deseo con todo el corazón. De entrada ya sé que el camino nunca es fácil. Las cosas hay que planearlas, trabajar duro, porque con esfuerzo y sacrificio los sueños se hacen realidad.

No hay ninguna causa que sea más importante que yo misma, sacrificaré para seguir el viaje hasta la última meta: el YO que puedo llegar a ser!

 

Una excusa para entrenar mi Voluntad

Hoy es día de hacer labores domesticas, poner lavadoras, recoger la casa, limpiar, planchar, organizar. Se que es importante hacerlo y sobre todo porque otro día no tendré el tiempo para ello, pero aún así no encuentro la motivación ni la fuerza para empezar, y me quedo mirando al vacío sin hacer nada en absoluto. A muchos nos pasa esto, aunque no sea con las tareas del hogar, puede ser al intentar estudiar algún tema aburrido, con algo del trabajo o incluso cuando suena el despertador y hay que salir de la cama.

Sin fuerza para empezarEn la mayoría de los casos y esto lo se por experiencia propia, lo difícil es arrancar, parece que tenemos por delante una escalera al infinito que nunca terminará. Pero resulta que a medida que empezamos esa desgana va desapareciendo, todo empieza a fluir y parece más fácil, peldaño a peldaño. Una vez en marcha, las ganas de seguir adelante surgen a menudo por sí solas, al ver que se avanza, el propio progreso es la motivación. Bueno en teoría parece bien fácil, pero ¿cómo se puede romper esa inercia inicial?, de hecho aquí estoy escribiendo este post en vez de pasar la aspiradora en el salón. Existe algo que conocemos aunque no siempre fortalecemos y es la aptitud de decidir y ordenar la propia conducta. La voluntad es la capacidad de los seres humanos que nos mueve a hacer cosas de manera intencionada, por encima de las dificultades, los contratiempos y el estado de ánimo.  Reconocemos la falta  de voluntad cada vez que retrasamos el inicio de alguna tarea ( la limpieza sigue esperándome)  le damos prioridad a aquellas que son más fáciles en lugar de las importantes y urgentes ( simplemente me gustan mas como escribir) o siempre que esperamos a tener el ánimo suficiente para actuar, aquí otro de mis problemas la intención de ir al gimnasio para hacer Yoga o Pilates, o retomar la danza y aún no muevo un dedo. La falta de voluntad tiene varios síntomas y difícilmente escapamos a la influencia de la pereza o la comodidad, dos verdaderos enemigos que constantemente obstruyen nuestro actuar y por tanto de tener todo lo que queremos.

Tengo entonces la solución, puedo romper el bloqueo inicial con fuerza de voluntad, pero y ¿ si no tengo suficiente?

La fuerza de voluntad requiere entrenamiento ( efectivamente como todo). En mis días de trabajo suelo tener una agenda, planifico lo que quiero hacer si o si ese día incluido el sapo mayor que debo comerme ( ver Enfrentandome a mi sapo), siempre hay tareas que se pueden flexibilizar y otras que no. Pues bien, me toca apuntar las tareas domesticas como esas que tengo que acabar si o si antes que termine el día. Para esto es necesario motivación, animarme recordando los motivos me gusta ver la casa ordenada, con olor a fresco, sentirla mi hogar y mi lugar de relax, así que si no me pongo a ello, esta semana será un completo caos!. Pues bien rota la primera barrera, esa inercia inicial, surgen otros problemas, las tentaciones, pequeñas o grandes, son las excusas para abandonar. Estas tentaciones las clasifico de dos tipos, las que entorpecen la productividad y las que te hacen abandonar del todo. Un recurso que me funciona es pensar que si termino lo que tengo pendiente, luego me podré relajar y disfrutar del resultado ( productividad) y por otra parte si la tentación es para dejar todo pues decir hoy no abandono, por ejemplo me invitan ahora al cine, pues hoy no voy, pero mañana o cualquier otro día se que podré ir y sin remordimientos ni consecuencias negativas. Vencer las tentaciones fortalece la voluntad.

Tareas domesticasLa voluntad se fortalece con las pequeñas cosas cotidianas de nuestra vida, normalmente en todo aquello que nos cuesta trabajo pero al mismo tiempo consideramos poco importante, en mi caso las tareas domesticas son un buen ejemplo. La voluntad puede ser comparada con un musculo de nuestro cuerpo, si la usamos poco, cada vez costara mover un poco más, se irá debilitado. Con cada situación que requiera esfuerzo, existe la oportunidad para fortalecer nuestra voluntad, sino como un músculo se entumece, y tendremos pereza, inconstancia  incluso falta de carácter e responsabilidad. En resumen: practicar, controlar el pensamiento (motivación), pequeños cambios y exigencias realistas, pedir ayuda ( que alguien me acompañe al gym ) controlar las tentaciones y si, solo un objetivo a la vez!!

Todos los días tengo muchas oportunidades para fortalecer mi voluntad y no hay mejor razón para ello que ser el motor para conseguir todo lo que quiero. En muchos casos la diferencia entre éxito y fracaso es solo la continuidad y la perseverancia; tener una voluntad capacitada para hacer grandes esfuerzos por períodos de tiempo más largos.

fuerza de voluntadA que estoy esperando, me levanto y con pequeñas acciones estará más cerca de alcanzar mis sueños!!

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor y la electricidad,la voluntad.” 

Albert Einstein

Enfrentando a mis dragones

Esta semana ha sido extraña, mis días han sido largos y con más actividades de las que soy capaz de gestionar. Ha sido una semana en la que una serie de acontecimientos, me han llevado a pensar en que cada uno de nosotros tiene unos cuantos dragones encerrados en las mazmorras del propio castillo, sufriendo cada día el riesgo de que escapen y tengamos que afrontarlos. Cuando te pones de frente a uno de estos dragones, seguramente querrás salir huyendo o simplemente esconderte lo antes posible y es que todos estos dragones se llaman MIEDO. Todos los días vemos las señales de estos dragones y con frecuencia en forma de estrés, inquietud, ansiedad y una variedad de otras formas negativas. Así que hoy he decidido bajar a mis mazmorras y enfrentarme cara a cara, a mis dragoncitos.

Enfrentando a mis dragonesMi primer dragón, es el mayor y más grande, miedo al abandono. Se alimenta de situaciones como intervenciones quirúrgicas  divorcio de los padres, rupturas de pareja, así que mi dragón ha estado muy bien alimentado desde que soy una niña. En general este dragón ha tenido comida gratis desde que nacemos, porque un bebe es incapaz de sobrevivir si lo abandonan, por tanto este miedo es instinto de supervivencia. Este dragón ataca nuestra autoestima y nos hace cuestionarnos cuanto valemos, hace que queramos quedarnos en la celda con él perdiendo nuestra propia esencia. Así que la única forma que tengo de plantarle cara es  disfrutar el tiempo que tengo para mi misma SOLA, también le planto batalla tomando decisiones sin pensar en como reaccionarán los otros, porque quien me quiere respetará mi esencia y no querrá cambiarme y por supuesto decir que no y que me digan que no también lo mantendrá a raya.

Otro de mis dragones, miedo al fracaso o a cometer un error. Este dragón se ha alimentado de errores pasados, lo que es normal en todo ser humano, pero ha significado un obstáculo en el camino del éxito. Otros de sus alimentos favoritos han sido el pesimismo y el no arriesgar, justamente por no querer fracasar, y claro que comía del miedo a recibir una critica o a perder. Es el dragón que me enseña la mayor cantidad de excusas y lo peor es que en algunas ocasiones le hago caso y pospongo mis planes, incluso me lleva a jugar a medias, pensando en conservar más que en ganar. Así que para poder enfrentarlo tengo que asumir que cometer errores es solo un paso más para alcanzar el éxito, y siempre ganaré el aprendizaje acumulado gracias a esos errores. Con el compromiso de levantarme cada vez que caiga este dragón estará bajo control.

Mis miedos mis dragones_phixrHay un dragón que he logrado domesticar y vivimos en una tensa armonía, como viejos conocidos, miedo al cambio. Se alimenta del olvido de luchar por lo que queremos, de nuestra permanencia en la zona de confort, en lo que conocemos, crece con nuestro miedo a lo desconocido cuando preferimos sacrificar incluso nuestra felicidad con tal de no cambiar. Con este dragoncito tengo que estar atenta porque aunque se que como personas somos capaces de adaptarnos a nuevas situaciones, y aparentemente he realizado muchos cambios exitosos en mi vida, a veces se rebela y me paraliza.

Y claro que existen más dragones sueltos por ahí, miedo al éxito, a no estar a la altura, a tomar decisiones, al compromiso, a hablar en publico, a la soledad, al futuro. Todos hemos sentido miedo en algún momento de nuestra vida y eso es lo más natural del mundo, tenemos dragones cerca. Cada uno somos responsables de identificar nuestros propios dragones y dejar de ponernos excusas para enfrentarlos. Las excusas claramente son un gran obstáculo a la hora de conseguir nuestros sueños, todo lo que queremos. Los dragones son pura emoción, al conocerlos racionalizamos el miedo y podemos sentirnos mejor y actuar en consecuencia (mas sobre como racionalizar emociones: Emocionalmente Racional). En la mayoría de casos ese final tan terrible como resultado de ver cara a cara al dragón no será malo como pensábamos ,incluso puede ser muy muy bueno y seguro sobreviviremos a ese encuentro.

Vive sin miedoSi tengo claro qué es lo que quiero y tengo una estrategia basada en objetivos realistas, podré seguir adelante, paso a paso aún si tengo un dragón bloqueando el camino. Ni siquiera tendré que matar a mi dragón, ni encadenarlo en la oscura mazmorra; solo tendré que seguir adelante pasar a su lado y decirle adiós, hasta el próximo día que quieras salir porque ya no te tengo MIEDO. Tengo el deber y el derecho de disfrutar de todos los aspectos de mi vida!. 

“No hay nada peor en la vida que perderla por miedo a vivirla”

El valor de lo que sé, quiero y puedo hacer

Hay días en los que me pregunto como personas tan poco preparadas pueden guiar el destino de otras, quizás aún estoy muy influenciada por toda la situación de mi país natal, pero si algo esta claro es que el liderazgo es el talento de influir en los demás. Por eso hoy, le estoy dando vueltas a la cabeza, ¿qué talentos tengo? los se usar? los puedo usar?. Tener un talento es claramente una ventaja competitiva para alcanzar mis metas, para obtener resultados extraordinarios.Talento moneda antigua

En la antigüedad el Talento era una unidad de medida, inicialmente de peso y más adelante moneda de cambio para operaciones comerciales para griegos y romanos. Un talento era una unidad de gran VALOR y difícil de conseguir con el esfuerzo del trabajo

Pero ¿qué es el Talento hoy? de todas las definiciones me quedo con El talento es poner en VALOR lo que se, quiero y puedo hacer, lo cual hace honor al origen como moneda. Todos tenemos una serie capacidades innatas, lo importante es descubrir cuales son, para poder potenciarlas. Descubrir cuales son mis capacidades, puede ser fácil, solo tengo que reflexionar sobre las cosas que haría aun si no me pagarán por ellas, que disfruto haciendo, que pasan las horas y no me doy cuenta. Yo he decidido analizarme bajo varias perspectivas, una lista de lo que NO me gusta hacer, la lista de lo que SI me gusta hacer, pensando exclusivamente en mi trabajo, que tipo de tareas cuando las realizo parece que el tiempo pasa volando, que cosas me llenan de energía cuando las hago ( empiezo desanimada y al terminar estoy mucho mejor que al principio) y por último que cosas se me dan realmente bien, en todos los ámbitos mi vida personal, profesional.


Poner en Valor te hace unicoAhora bien, por si solas estas capacidades no serán un talento, es necesaria una dosis de compromiso dentro de un contexto adecuado. Generalmente no nos detenemos a realizar esta 
reflexión y solo tomamos conciencia de nuestros talentos cuando son necesarios y afloran de forma natural, casi por casualidad. Nuestros talentos están allí aunque aún no lo sepamosAsí que primero tenemos que identificar estas aptitudes, capacidades ocultas, después saber, aprender y entrenar nuestro talento, hasta conseguir su domino, querer y disfrutar para finalmente poder utilizarlo dedicándonos a ello, sin pensarlo, de forma natural, es decir somos capaces de ponerlo en VALOR.

El talento por si solo, no es garantía de poder tener aquello que queremos. El éxito nunca llega por accidente, siempre es un flujo de causas y efectos, además no tiene que ver con tener mas o menos talentos, sino con potenciar aquello que se nos da mejor, desarrollar nuestro potencial. Desarrollar nuestros talentos nos llevará mas cerca de aquello que queremos. La pasión con la que actuamos, el  disfrute que nos genera, el compromiso que adquirimos y la dedicación que invertimos en su perfeccionamiento es el camino para alcanzar potenciar el talento y nuestros resultados sean los deseados.

Sin practica no hay TalentoPerseguir el talento conlleva un coste que no siempre estamos dispuestos a pagar. Por una parte hay que afrontar el miedo al fracaso, a equivocarse, incluso a ser rechazado. Es una apuesta por mi, por mis sueños, es la única forma de crear valor haciendo uso de mis capacidades, de mis propias fortalezas. Además asumir mi propia responsabilidad de no conformarme con lo normal y perseguir lo excelente. Tengo un ejemplo en mi vida, sé que la música se me da bien, pero no he sido capaz de dedicarle una practica intensa ( dicen que se necesitan mas de 10.000 horas de practica) para lograr ser una buena pianista. Para ser capaz de dedicar tantas horas de practica se necesita mucho compromiso, un compromiso que solo es posible si realmente te apasiona y te dedicas a ese aprendizaje.

Estoy totalmente convencida que es necesario invertir muchísimo tiempo en entrenar nuestro cerebro, nuestras conexiones neuronales, para ser capaz de desarrollar una capacidad, de forma que resulte algo espontaneo y natural, un hábito, algo que hago sin pensar, que sale solo. Aquí radica lo espectacular de desarrollar un talento, es mágico  lo complejo aparentemente resulta muy sencillo.

Ahora bien, esta en mis manos detectar eso que se hacer y puedo convertir en algo excepcional, que además quiero hacer, porque lo disfruto y tengo las condiciones adecuadas para poder hacerlo de forma que ponga en VALOR, que mis talentos sean mi marca personal. Hay que revisar aquello que nos hace feliz, que se nos da bien y aplicarlo al día a día. El talento es inteligencia emocional, no coeficiente intelectual.

Que puedo ofrecer: poniendo en Valor Mis talentos

¿Que VALOR aporto a mis amigos? a mi familia? en mi trabajo? Los talentos personales encierran la clave de mi éxito personal y profesional así que ¿por qué dejar que pasen desapercibidos?, son mi fuerza, el impulso, el motor que me llevará a alcanzar TODO LO QUE QUIERO.

“El talento es algo bastante corriente. No escasea la inteligencia, sino la constancia”. Doris Lessing (1919-?) Escritora británica.

La perseverancia y el héroe que llevamos dentro

Desde hace días rondaba en mi cabeza escribir sobre la perseverancia, clave indiscutible para alcanzar lo que queremos. Pues hoy a pesar de lo resfriada que estoy y las pocas ganas que tengo de hacer cualquier cosa, hago acopio de mi voluntad para escribir sobre Heracles, más conocido como Hércules y del héroe que llevamos cada uno de nosotros dentro.

Hercules y la HidraHércules es el más grande de los héroes mitológicos griegos, es hijo de Zeus y Alcmena fruto de una de las tantas infidelidades de Zeus, semi-mortal. Como es de suponer, este hecho pone furiosa a Hera esposa de Zeus y acosará  a este hijo poniéndole diferentes obstáculos y trampas, incluso antes de nacer, cuando proclaman Rey a Euristeo, su primo adelantando su nacimiento una noche. Al principio es llamado Alcides “el fuerte” pero se convierte en Heracles “la gloria de Hera” a raíz de las pruebas que le impone la diosa. Los celos de Hera acompañan toda la vida de Hércules, lo vuelve loco y hace que mate a sus hijos y para expiar su falta se pone al servicio de su primo, de acuerdo al consejo del Oraculo de Delfos. Euristeo, Rey de Argos, le impone doce trabajos, que deberá efectuar  a lo largo de 12 años de servidumbre. Heracles ahoga al león de Nemea y se hace una armadura con su piel. Corta las numerosas cabezas de la hidra de Lerna. Atrapa vivo al jabalí de Erimanto. Persigue durante un año a la cierva de Artemisa por el monte Cerinia y la captura viva. Derriba a flechazos a las aves del lago Estinfalo que destrozaban cultivos y mataban a hombres. Limpia en un día los establos de Augias desviando el cause de los rios Alfeo y Peneo. Lleva a Grecia vivo el toro de Creta que echa fuego. Mata a Diomede, que alimenta a sus caballos con carne humana. Se apodera del cinturón que Ares ( dios de la guerra) ha dado a la amazona Hipolita. Captura en el Extremo Oriente el rebaño de bueyes de Gerión (Gigante antropomorfo de 3 cuerpos) y lo lleva a Grecia utilizando la copa de oro del Sol, encontrándose con numerosos enemigos entre ellos a el Rey de Pilos. Lleva al Hades (infierno) al can Cerbero (perro guardián de tres cabezas), que protege su entrada. Por último, trae las manzanas de oro del jardín de las Hesperides (huerto de Hera), donde engaño al gigante Atlas que sostenía la bóveda del cielo, derrotando además a Anteo, los pigmenos al dragón y de paso libera a Prometeo. Existen muchas más hazañas documentadas de Hércules  pero con esto estoy segura que podemos hacernos la idea que no lo tuvo nada fácil.

Las hazañas de Hércules superan todos los límites humanos, se dirige a todas partes incluido el infierno,  lucha y supera obstáculos imposibles, sus proesas lo convierten en un súper hombre, incluso un dios. Pero como es también un ser humano, sufre en combate, dos veces es convertido en esclavo. Heracles pudo elegir entre una vida de placeres propuesta por Afrodita o una de fatigas y miles de obstáculos pero que finalmente le concedería la inmortalidad, propuesto por Atenea. Finalmente al cumplir con éxito todos sus trabajos se corono con la gloria inmortal.

PerseveranciaLa perseverancia de Hércules le valió el éxito. La perseverancia significa tenacidad, concentración, dedicación, disciplina, constancia, esfuerzo, trabajo, fuerza de voluntad y mucha determinación; cualidades muy necesarias para superar los límites mentales, esos muros que a veces nosotros mismos construimos, porque cuando de alcanzar aquello que queremos, es necesario insistir, todo lo que sea necesario y nunca desistir por difícil que parezca.

Sin obstáculos, no existe el héroe. Despertar a nuestro héroe interior es mantener vivo el deseo de aquello que queremos, la voluntad firme de que podemos lograrlo y motivación para mantenernos enfocados en ese objetivo de forma que no nos rindamos ante los obstáculos y dificultades por imposibles que parezcan. Actuar como Hércules en nuestra vida es tener determinación, valentía mucha constancia y confianza en nosotros mismos, en nuestras posibilidades.

Dentro de mi existe un espíritu de victoria, una actitud heroica, que no depende de las circunstancias. Lo importante no son los obstáculos y dificultades que la vida nos ponga delante, sino cómo nosotros afrontamos esas dificultades y la perseverancia que pongamos para sortear los obstáculos  ese esfuerzo sostenido que no permitirá  que jamás fracasaremos en el empeño de conseguir lo que queremos.

Mi propia heroinaPara ser mi propia heroína  tengo que mantener alta la motivación y un profundo sentido del compromiso que no me impedirá abandonar las tareas que comienzo, hasta no haberlas completado al 100%. Hércules no dejo a media ninguno de sus trabajos o todo o nada. Puedo crecerme ante las dificultades, redoblando mis esfuerzos, mi determinación en que puedo conseguir lo que quiero. Si creemos en lo que hacemos y tenemos la paciencia necesaria para sortear los obstáculos que se nos presentan en el camino, si no perdemos de vista nuestras metas y objetivos, y a la vez luchamos contra el cansancio  o el desánimo, sentiremos en nuestros ser una incomparable satisfacción, cuando tengamos ante nosotros el fruto de nuestro esfuerzo. Por eso se dice que lo que más nos cuesta conseguir en la vida, es lo que realmente merece la pena, lo que más nos llena!

La vida no es fácil para ninguno de nosotros. ¿Pero qué hay con eso? Tenemos que tener perseverancia y, sobre todo, confianza en nosotros mismos. – Marie Curie

Y tu, ¿ya has despertado al Hércules que hay en ti?

Materializando profecías sin ser de piedra como Galatea

Una vez más, la mitología griega y sus dioses, me dejan una nueva lección en este proceso de reflexión sobre las cosas que quiero. Cuenta la leyenda que Pigmalión era un rey de Chipre que, en su búsqueda de la mujer perfecta comienza a esculpirla, de acuerdo a la imagen y expectativa que tenía sobre la misma. A esta bella figura  de marfil, le puso el nombre de Galatea y se enamoró de su obra. Afrodita da vida a la escultura y hace realidad el deseo de Pigmalión, conviertiendola en una mujer de carne y hueso.

No soy de PiedraAsí lo que hoy en día conocemos como el Efecto Pigmalión, es el proceso por el cual una realidad inventada, despierta un nuevo comportamiento que hace que la falsa concepción original de la realidad se vuelva verdadera, prediciendo el futuro, la profecía que se autocumple.

Muchas veces, las consecuencias de nuestro comportamiento tienen que ver con la actitud que asumimos al inicio. No solo podemos llegar a tener o hacer lo que nos proponemos sino que también podemos no hacerlo si nuestra convicción y deseo es el no hacerlo, en ocasiones esto no es de manera voluntaria, el cargar con fantasmas del pasado a la espalda que te dicen que si cambias una situación a una por la que ya pasaste sin que saliera bien, implica que saldrá mal, y lo que es peor seguramente estarás profetizando tu futuro de forma negativa. Hacer lo que nos hará bien en nuestra vida, requiere no sólo de la motivación necesaria, sino también de la convicción de que seremos capaces de alcanzar nuestra metas si nos lo proponemos, del mismo modo si creemos que no somos capaces, posiblemente no lo logremos. Por esta razón cada día estoy más convencida que aun sin ser de piedra como Galatea, lograre todo lo que me proponga y más si mis expectativas son altas ( si ya se que no soy superwoman, por eso las anclaré en la realidad y de acuerdo a mis recursos)

Es muy difícil que nuestros comportamientos no estén influenciados por como nos ven los demás y por las expectativas que nuestro entorno tiene sobre nosotros, es decir nuestros familiares, pareja, amigos, compañeros y incluyendo jefes en las empresas (al final somos de carne y hueso y no de piedra con lo que es totalmente comprensible). La confianza en uno mismo, aunque sea contagiada por un tercero, nos puede dar la suficiente fuerza para llegar a ser lo que creen y creamos que podemos ser. Si pensamos que no somos capaces o nos transmiten que no podemos, que nos quedamos en medio del camino, nos influirá negativamente también. Para lo bueno y para lo malo, las expectativas de las personas que nos rodean nos influyen fuertemente, cumpliendo así con el efecto Pigmalión.
El poder de las expectativas
La falta de convicción acerca de lo que hemos decidido que queremos que nos suceda en la vida, nos hace abandonar, sin siquiera haber hecho el intento de ponernos a prueba, en el sentido de evaluarnos como capaces o incapaces de cumplir con nuestros sueños. La falta de compromiso y la poca convicción acerca de nuestro presente y de nuestro futuro, son los enemigos internos que tenemos que vencer. Sobre gran parte de los fracasos que tenemos en la vida, la responsabilidad esta en nosotros mismos por no haber tenido la firme convicción de que eso por lo cuál luchábamos era lo que queríamos realmente, es decir si tus propias expectativas no son buenas para ti mismo, tu respuesta seguirá siendo la misma y el resultado nunca cambiara.

Conseguir o no, objetivos difíciles puede depender de la confianza o desconfianza que los demás tengan depositada en nosotros, ya que la confianza, las expectativas, las creencias o lo que se espera de alguien, puede llegar a ser un importante principio de actuación.Si nuestro deseo y  motivación es muy grande, las profecías siempre tienden a materializarse. Tanto para bien como para mal.

En las relaciones personales un ejemplo común del efecto Pigmalión  son las relaciones de pareja, si creo que va a fallar por la razón que sea, empiezo a actuar de forma diferente, alejándome emocionalmente. A causa de mis acciones,  termino siendo la causa de fracaso la relación, haciendo realidad una profecía, basada en una falsa realidad.

A nivel profesional, voy a dedicar este post a mi equipo en Keyrus, en el que mantengo las más altas ilusiones, creo sinceramente en sus posibilidades individuales y como equipo, por eso tengo altas expectativas, y estas mismas expectativas harán que materialicemos todos los objetivos que nos hemos marcado hoy .  La confianza que tengo en ellos les ayudará a conseguir objetivos cada vez mas difíciles.Keyrus Corp.

 “Trata a un ser humano como es, y seguirá siendo como es. Trátalo como puede llegar a ser, y se convertirá en lo que puede llegar a ser.” B. Pascal.

Mi Caja de Pandora: el arma secreta

En la mitología griega, Pandora fue la primera mujer y estaba dotada de una belleza extraordinaria, como regalo de los dioses recibió una misteriosa caja que no debía abrir bajo ningún motivo. La curiosidad pudo más y Pandora terminó abriendo la caja (en realidad un ánfora) liberando los grandes males del mundo, enfermedades, dolor, locura, asustada cerro la caja antes de que saliera todo lo que había en su interior, conservando solamente la esperanza. Ya que la esperanza estaba metida en la misma caja que todos los males, es de suponer que los griegos en su mitología la consideraban algo negativo, seguramente por el peligro de quedarnos en el todo saldrá bien, sin hacer nada. Muy probablemente de aquí viene la frase “La esperanza es lo último que se pierde”.Caja de Pandora

En algún momento de nuestra vida hemos abierto la Caja de Pandora y liberado el desanimo, pesimismo, la sensación de no ser capaz de salir adelante y que todo se viene encima, sentimos que la vida nos golpea con fuerza y parece que se acumulan en el camino más fracasos que éxitos. En esos momentos no debemos olvidar que aún tenemos un arma secreta guardada en nuestra caja, la Esperanza. No me refiero a la esperanza contemplativa sin acción, sino la Esperanza que me permite creer que tengo la voluntad y los medios para alcanzar todos mis objetivos sean cuales sean. En mi caja de Pandora tengo el arma secreta que aumenta mis posibilidades de éxito.

Tener esperanza implica tener metas y objetivos claros, sin esperanza parece que no vale la pena intentar nada y por tanto para que plantearse querer algo, si no lo vamos a tener. La esperanza también impulsa a crear un plan de acción, una ruta que me ayude a llegar a mis objetivos, incluso la esperanza me ayudará a encontrar un plan B en caso de fracaso.  ¿Cómo saltamos obstáculos sino es con la esperanza de que podemos hacerlo? Si me caigo saltando, pues lo rodeo, de una forma u otra,  creo que final lo lograré  que solo hace falta más esfuerzo, y por tanto no perderé ni la fe y ni la confianza. Esto, por sí mismo, aumenta mis probabilidades de éxito, aunque sea solo por intentarlo una y otra vez.

La esperanza también incluye pensamientos positivos, optimismo y por supuesto creer que se puede. Es la motivación necesaria para seguir adelante y seguir esforzándome en busca de lo que quiero.

Arma Secreta La EsperanzaSer optimista y tener esperanza, significa tener grandes expectativas que, en general, las cosas saldrán bien en la vida a pesar de los contratiempos y frustraciones, eso sí el optimismo tiene que estar bien anclado en la realidad sino podría ser desastroso.  Detrás de toda esperanza hay una promesa, y detrás del optimismo siempre hay una persona que mantiene enfocado el lado favorable de las cosas y entrena la propia motivación para ser capaz de saltar obstáculos, rodearlos o incluso destruirlos. Además no puedo quedarme sentada esperando que alguien me motive. Escucho mucho la frase, tanto en mis compañeros y amigos como en mi misma “tal cosa o tal otra no me motiva”,… y a qué estamos esperando?, que llegue un hada con una varita mágica y cambie todo? NO, nada de eso, la primera y única responsable de estar motivada soy yo misma!

La motivación está basada en mis propias metas y prioridades, si no lo tengo claro, iré dando bandazos y perdiendo toda esperanza de alcanzar mis objetivos, por eso también tengo que ser responsable de tener claro el motivo de mi actuación, ya que este mismo motivo será el que finalmente define mis propios obstáculos.

¿Cómo puedo usar desde ya mi arma secreta? Primero voy a atacar los pensamientos sobre situaciones tristes, adversas, complicadas o irreversibles, que definitivamente desaniman y nos hace perder todo tipo de esperanza. Aquí lo mejor es salir de ese estado emocional que es como un agujero negro,  con actividades que nos hagan pensar y sentir lo contrario, como una película, un libro, una canción, o dejando que los amigos nos cuenten historias divertidas, llenando nuestra alma de vasos de agua. Ya se que a veces no somos ni capaces de levantarnos de la cama, por eso creer que se puede cambiar es el primer paso.

Otro gran poder secreto de mi arma, que puedo usar ya mismo, es mirarme el ombligo sin castigarme por mis errores e imperfecciones, teniendo claro que ni soy una superwoman ni podré serlo, esto tanto a mi como a cualquiera,  proporciona una carga de positivismo, con la esperanza de que con entrenamiento y continuo aprendizaje podemos superar los errores y cambiarlos. Y ya por último, si dejamos de cuestionarnos tanto y empezamos a preguntarnos qué podemos hacer hoy, pensando hacia el futuro y reconociendo aquello que está a nuestro alcance realizar ( sin olvidar el anclaje en la realidad) recordando  los buenos momentos, los logros y con nuestras fortalezas como una forma de automotivación y alimento a nuestra esperanza de que si podemos!

Escribir este post es el resultado de mi esperanza, de que el nuevo tratamiento funcionarán mejor y le diré adiós a mis dolores de cabeza, porque al compartir mis ideas puedo motivar a otras personas y cultivar mi propia motivación. Y es que si le haces agradable la vida a otras personas, haces inspiradora tu propia vida: es el modo más seguro de motivación.

No hay imposibles solo cuestion de tiempoSi esperas poco de la vida, lo más seguro es que obtengas poco. Si esta ha sido tu actitud hasta ahora, es el momento de empezar a cambiar. Estoy segura que se puede aprender a tener más esperanza y encender la llama que permite alcanzar muchas más metas de las que has alcanzado hasta ahora, es cuestión de creer en uno mismo! Yo espero TODO, no hay imposibles y por eso estoy segura que conseguiré muchas cosas de las quiero en mi vida, solo es cuestión de tiempo.

 El arma secreta, es creer que se puede!! porque “la esperanza es el sueño del hombre despierto” Aristóteles.