Cuando jugar no es divertido: El teléfono roto

Telefono con vasosCuando era pequeña, durante las vacaciones en la casa de la playa, nos solíamos reunir toda la familia, grandes y pequeños a jugar. Muchas veces juegos de mesa, Bingo, Monopoly,  Pokino ( que te hacia sentir en un casino de verdad) y otros tan simples como mímica para adivinar películas o al teléfono donde nos sentábamos en un círculo en el porche de la casa y cada uno iba susurrando una palabra o frase en cadena a través de vasos de plásticos unidos por un pabilo, hasta que al último le tocaba decir en voz alta lo que entendió. Era muy emocionante cuando te llegaba el turno pero más aun las risas cuando la última persona decía lo que había entendido. Y es que prácticamente nunca, el mensaje original  llegaba al último participante. Generalmente aparecían frases incoherentes, resultado de la mala modulación de algunos, sordera de otros incluso de equivocaciones intencionadas de algunos como mis primos Eduardo y Oswaldo para cambiar el sentido.

Últimamente este juego del teléfono roto esta muy presente en mis días, eso si, sin carcajadas inocentes. Tanto a nivel empresarial como en el personal, la gente escucha una parte de lo que quisimos decir, quizás la que le conviene o quizás no escuchan simplemente. También sucede que en muchos casos no somos capaces de transmitir correctamente un mensaje para no dar lugar a dudas o mal-interpretaciones.

Seguramente como yo, alguna vez te has encontrado haciendo las siguientes preguntas o escuchándolas “¿Cuántas veces tengo que repetir esto para que se me entienda?” “¿Pero es que hablo en chino?” “¿En qué momento nos vamos a comenzar a entender?”… y no, no estoy hablando del matrimonio,  estoy hablando de negocios, de la comunicación entre miembros de un equipo, de la empresa.

Fallo en la comunicaciónNuestros paradigmas condicionan nuestra forma de entender un mensaje. No todas las personas razonamos de igual forma. Recuerdo un ejercicio practico en un taller de comunicación donde se nos pedía con los ojos cerrados, seguir una serie de instrucciones para doblar una hoja de papel blanco, después de varios doblajes según dichas instrucciones, rasgar la esquina superior derecha. Todos recibimos las mismas instrucciones y de los 10 participantes solo 1 logro el resultado esperado, el resto termino con formas muy diferentes en el papel a pesar de seguir las mismas instrucciones ¿donde esta el fallo?. En mi mundo laboral y quienes trabajan en esto me entenderán, sucede este fallo continuamente, cuando las necesidades del usuario y el resultado final del proyecto están muy alejados y el proyecto se transforma en una continua gestión del cambio, o cambios de alcance en el mejor de los casos.

Todo empieza con un problema de comunicación, e inicia cuando dejamos de escuchar a los otros y empezamos a escucharnos solo a nosotros mismos, cuando decimos: “Te entiendo” pero aun seguimos con nuestros zapatos puestos, cuando nos sentamos en nuestras posiciones y dejamos que nuestros sentimientos ocupen el lugar que le corresponde a la razón, o por prisas decimos entender sin estar seguros; y por supuesto del otro lado no siendo claros y concretos en nuestras explicaciones. A veces este teléfono roto no solo afecta a los proyectos sino directamente a nuestra vida personal. Ya dijo Paulo Coelho: “No pierdas el tiempo con explicaciones: la gente sólo escucha lo que quiere oír”. 

Chismes y rumoresLa comunicación oral, el boca a boca produce el efecto en cascada al igual que el juego del teléfono y cada quien va agregando su propia versión a la comunicación de acuerdo a su interpretación y entendimiento, además se agrava con el hecho de que el ser humano no suele recordar las cosas tal y como ocurrieron sino que dependiendo del estado de animo, y otros aspectos las va modificando. A veces por muy pesado que parezca dejar las cosas por escrito, es la única alternativa para evitar un teléfono roto en la relación con un cliente o en la ejecución de un proyecto. Pero nuestro día a día es comunicación oral de forma que sin muchos preámbulos, nos encontramos dándole la bienvenida a rumores y chismes  que tienen mas que ver con la desinformación, con una realidad falseada, por lo que normalmente tienen connotaciones dañinas. La intencionalidad de este tipo de comentarios es claramente tendenciosa, y hacerlos circular contribuye a crear un ámbito negativo. Esta claro que el efecto más negativo del chisme es engendrar resentimiento y convertirse en un obstáculo para la comunicación efectiva y la colaboración.

Así que hoy me encuentro recopilando una serie de tips para evitar los chismes o cotilleos, sobre todo en el ámbito laboral o al menos afrontarlos de la mejor forma:

1. Quitarles importancia, no hay que dejar que se conviertan en otro problema laboral, que te desconcentre incluso cree enemistades entre miembros de un equipo. Así que dejarlos de lado es una primera buena opción.
2. Evitar hablar de mi misma, cuando empezamos a hablar de los secretos más profundos de nuestra vida con los colegas, de repente puedes  ser la estrella del chisme de la oficina al lado. Del mismo modo no convertirme en receptora de los secretos de otros y mucho menos divulgar información delicada sobre el trabajo.
3. Ser neutral, no involucrarme, en boca cerrada no entran moscas, escuchar aunque resulte muy tentador hacer algún comentario, evitarlo porque eso puede romper la imparcialidad y buscarme problemas en el futuro. Incluso lo ideal es comentar que no me interesa esa información y así cortarlo de raíz
No desperdicies la energía que tienes que utilizar para lograr lo que quieres, tus sueños y metas.

No desperdicies la energía que tienes que utilizar para lograr lo que quieres, tus sueños y metas.

4. Identificar personas tóxicas, son las personas que siempre se quejan y los que siempre están en el ojo del huracán cuando se propagan los chismes. Por eso debemos extremar los cuidados en la relación con ellas, ser amable sin necesidad de socializar más allá de lo estrictamente necesario.

5. Aclarar todo lo que se pueda aclarar al ser detectado, buscar a la persona que este vinculada con el chisme y preguntarle si tiene alguna duda que la trate directamente conmigo y así evitar la cadena de rumores o chismes.
Por último, sea donde sea, en mi trabajo o entre mis amigos y/o familia si escucho un chisme, rumor, no debo difundirlo, esa información morirá en mi, es la única forma de romper el efecto teléfono roto.
“Ten menos curiosidad por la gente y más curiosidad por las ideas”. – Marie Curie

Pequeñas y grandes decisiones: construyendo un hogar

DecidirNuestra vida es una continua toma de decisiones, muchas de las cuales tomamos prácticamente sin darnos cuenta. Tomar una decisión siempre comienza por decidirse entre Decidir o No hacer nada, es decir No Decidir. Cuando Decidimos asumimos el compromiso con los resultados, de la misma forma que al no decidir demostramos que no estamos haciendo nada para lograr los resultados esperados. Decidir o NO, depende de nuestros modelos mentales que muchas veces nos llevan a eludir decisiones para evitar el fracaso. Pero esto es harina de otro costal y motivo de un post totalmente diferente.

Tomamos pequeñas decisiones eligiendo el desayuno cada mañana, como me visto, como planifico mi agenda, y otras miles que tomamos sin nisiquiera pensar y que tienen diverso impacto… Por otra parte existen puntos de inflexión, definidos por las grandes decisiones que marcan profundamente nuestra vida. Desde mi punto de vista dos de las más importantes ¿ a qué me voy a dedicar para sentirme realizada? y ¿con quien voy a compartir mi vida? ya que marcarán la calidad de nuestra vida y deberían ser revisadas y adaptadas más de una vez. La primera decisión solemos tomarla sin tener muy claras nuestras capacidades, lo que nos puede llevar en mas de un caso a una frustración difícil de compensar.  Por esto es conveniente replantearnos si realmente estamos donde queremos y que podemos hacer para cambiarlo. En cuanto a la segunda, para mi resulta siempre difícil porque me planteo la duda ¿cómo puedo estar segura de quien será la persona correcta con quien valga la pena compartir mi vida? … y es que la respuesta es obvia, no estaré segura nunca, simplemente tengo que decidir, apostar consciente de mi miedo a equivocarme, a fracasar y no poder realizar mis sueños. El miedo es una emoción más que debemos saber controlar, para no actuar desde él, porque el miedo esos dragones que nos asechan, nos paralizan,  y no nos deja actuar, no nos deja decidir. Pero en las grandes decisiones el mayor riesgo es no arriesgarse, el asumir riesgos nos pondrá en condiciones de vivir una vida más vital, más satisfactoria y más plena.

MudanzaY aquí estoy escribiendo este post, después de darle forma a mi decisión de querer construir un hogar, de lanzarnos a la piscina de la convivencia juntos, llenos de temores e ilusiones, pasando de la noche a la mañana a acostarnos y levantarnos todos los días juntos ( antes viviendo en el mismo edificio cada uno podía dormir en su casa) sin un lugar donde esconder esas facetas de cada uno que no parecen tan buenas. A pesar de ser una de las decisiones mas importantes de mi vida, no han sonado trompetas, ni nos ha acompañado una banda sonora fantástica, porque las decisiones que marcan nuestro destino nacen en nuestro silencio interior y al materializarse están llenas emoción, nervios, estrés, un montón de cajas y cosas por hacer muy alejados del ideal romántico de las películas.

Esta decisión de compartir nuestra vida, es basada en el objetivo común de construir un hogar, que es mucho más que elegir la casa en la que vivimos, que decoración, muebles, o donde poner cada cosa, a lo que dedicamos mucho tiempo. Es evitar quedarnos estancados en la ilusión que marca el comienzo de la vida en pareja y sus posibles desencuentros ( ya sabemos esto de las altas expectativas), y tener paciencia, aprender a aceptar las diferencias y por supuesto hablar todo. Un hogar se construye día a día, convertir paredes de ladrillo en ese lugar de pertenencia donde sentirnos bien y donde sentirnos bienvenidos, pero no solo a base de decoración ( vale sí también ayuda porque lo hace nuestro) sino a base de pequeñas decisiones en nuestro día a día como por ejemplo:

  • Aceptar las diferencias como algo enriquecedor, esto mismo es lo que nos ha unido como pareja y seguro también nos unirá más.
  • No pedir al otro más de lo que nos pedimos a nosotros. Los defectos también unen. Se que soy muy exigente conmigo misma, así que ponerle freno a mis expectativas y por supuesto no adoptar el papel de mamá. ( Uno de mis Project Manager y amigo me decía que las mujeres sin ser mamás no entendíamos que la ropa de los hombres se iba de forma misteriosa de cualquier lugar ya sea el salón, el baño incluso la entrada de la casa a la lavadora y de allí al armario perfectamente colgada y que ahora pretendíamos romper esa magia que tenían cuando vivían con sus mamas … )
  • Si surgen conflictos, mirar al pasado y ver si reeditamos una situación antigua, sin sacar tupperwares del freezer (rencores acumulados). Lo interesante es extraer lo positivo y darle la vuelta a la situación.
  • Hablar todo: permite una buena adaptación, evita malentendidos y aclara situaciones, sobre todo un mejor entendimiento de las circunstancias de cada uno.
  • No irse a dormir sin haber solucionado las diferencias, evitará rencores que llevan a guardar tuppers en la nevera (esos mismos que sacamos después)
  • Hablar de los conflictos a medida que ocurran en un lugar de “estallar” un día con reproches sobre cosas que el otro ni siquiera recordará, porque estaban en el fondo del congelador!
  • Estar juntos no significa hacer todo juntos, tener nuestra independencia nos hará disfrutar del tiempo juntos, espacio para los amigos, las actividades que nos gustan ( a uno y al otro no), incluso para mi locura de trabajar desde casa más de una vez y que ya no tengo donde ocultar.
  • Tener nuestra cuenta emocional saneada ( y si no, lo antes posible hacer depósitos, porque estar bien con nosotros mismos es la base de poder compartir con los demás)

Caminar juntosNos queda un gran camino por recorrer y ahora ( después del estrés de la mudanza) estamos disfrutando de nuestros primeros pasos, de crecer como pareja, para tener éxito en la construcción de nuestro hogar evitando pasar por el camino que nos lleva de la desilusión al desencanto, y si alguna vez equivocamos el paso, estar dispuestos a rectificar. Por que al final lo que quiero es SER FELIZ !

” No es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada”. H. Jackson Brown

Comunicación primera clave para alcanzar lo que quiero

La comunicación tiene el maravilloso poder de influir en el comportamiento de otras personas para ayudarnos conseguir una meta, conseguir eso que queremos. Y por eso hoy toca reflexionar sobre esta herramienta.

El proceso de comunicación necesita que haya una persona que tiene algo que decir comunicacion(Intenciones: Pensamiento y Propósito) y alguien que escuche el mensaje (Acciones: Palabras y Postura).  Los mensajes deben ser específicos, cortos, directos y libre de interferencias. Dependiendo del canal que usemos para comunicarnos, el mensaje se podrá escuchar más claramente.  Igualmente, la retroalimentación que el que escucha le da al emisor es de gran ayuda para que la comunicación tenga éxito. La retroalimentación es la respuesta/reacción a nuestras intenciones. Ahora bien, no todo es tan sencillo y existen unos rayos rojos que cortar nuestro proceso de comunicación, este ruido que puede distorsionar y obstaculizar la comunicación cambiando por completo nuestras intenciones puede ser causado por:

Mensaje poco claro o el lenguaje nos liamos damos vueltas y no concretamos o somos ambiguos, o peor aun nuestras palabras dicen algo y nuestra postura, el lenguaje corporal lo niega.

Cocktail Emocional: por ejemplo, si me siento poco apreciada, ese sentimiento va a afectar cómo se transmite o escucha sea lo que sea que me quieran decir. En el caso de hablar con tu pareja termina respondiéndote mal ante una simple pregunta, antes de nada con preocupación, pregunta: ¿qué te pasa? ¿Te sientes bien? No tratemos de resolver los problemas o expresar nuestras maravillosas ideas si nos encontramos alteradas. Consejo, espera a que baje la adrenalina y calmada, reinicia la comunicación.

Las formas Tono y Modulación: No es lo mismo hablar con un tono despectivo o a gritos que empezar con amabilidad. La voz es muy importante generando el ambiente propicio para comunicarHablar con un muñeco

NegatividadPara tener éxito en la comunicación, la persona con quien quiere comunicarse tiene que querer comunicarse. Es preferible hacer una cita y esperar hasta que dicha persona esté lista para entablar la conversación, aunque en la espera te comas las uñas y subas por las paredes. Esto es mucho mejor que terminar hablando con un muñeco.

Condiciones externas:  La experiencia nos dice que el mejor tiempo para resolver un conflicto no es cuando está enojado, mal humorado. Lo mejor es esperar a que pase la tormenta y escoger un lugar y hora propicio sin ruido ni otras interferencias externas

Las personas también tenemos distintas formas de comunicar, dependiendo de nuestra personalidad (introvertido; extrovertido, etc.) o de lo que hayamos aprendido a través de nuestra experiencia personal. Y aquí un punto muy importante a los chicos les cuesta muchísimo mas que a nosotras comunicarse si se trata de emociones/sentimientos o de decisiones importantes que impliquen cambio o compromiso.

Con frecuencia pensamos que la manera como nosotros nos comunicamos es la mejor    ( el león cree que todos son de su misma condición) y no nos damos cuenta que otras personas pueden tener una manera diferente de comunicarse sin que necesariamente sea errónea. Por esta razón, es conveniente que cada cual examine su estilo de comunicación y que después se detenga a observar cómo se comunica su pareja.

 ¿Soy introvertida o extrovertida?  Las personas que disfrutan la compañía de otras personas y se energizan cuando tienen con quién hablar y compartir su tiempo suelen ser extrovertidas. Por el contrario, las personas a quienes el estar entre muchas personas les agota y prefieren la compañía de unos cuantos o requieren de muchos momentos de  soledad, posiblemente sean introvertidos. A los extrovertidos les gusta expresar lo que están pensando y compartirlo con otras personas mientras a los introvertidos les gusta primero procesar sus pensamientos en silencio y después expresarlos. Ninguna de las dos formas de ser es mejor o peor, solo son diferentes.

Si conocemos como comunicamos nosotros y el de nuestra pareja  podemos mejorar muchísimo nuestra comunicación y posiblemente entender mejor sus reacciones y respuestas.

Por último y seguramente lo más importante es tomar la DECIsión si comunicamos o no, antes de abrir la boquita piensa:

  • ¿TENGO YO DERECHO A HABLAR  DE ESTE TEMA?
  • ¿SIENTO YO UNA EMOCIÓN VIVA PARA HABLAR DE ESTO?
  • ¿QUIERO YO COMPARTIRLO CON ALGUIEN, O CON LOS DEMÁS?
  • ¿TENGO LA IDEA CLARA QUE QUIERO TRANSMITIR?

Después de esta reflexión de hoy, salta a la vista que podemos hacer mucho para mejorar nuestra comunicación y lograr que nuestros mensajes lleguen con éxito y nos acerquen a lo que queremos.

Con frecuencia pensamos que lo que nos gusta a nosotros o nos alegra va a halagar a nuestra pareja. Las parejas entre más se conocen puede estar más atentas a las necesidades del otro. Puede que yo necesite palabras amorosas y que me escuchen o que me prepare una pizza en casa , pero puede que para mi pareja el contacto físico sea lo más importante y se sienta feliz con un masaje.

“Hay 3 cosas que nunca vuelven atrás, la palabra pronunciada, la flecha lanzada y la oportunidad perdida” Proverbio Chino

El poder de la palabra NO

“La habilidad de expresar una idea es tan importante como la idea misma” Aristóteles

El impacto que tiene la palabra sobres las personas es sorprendente y muy duradero. Esta científicamente comprobado que son necesarios 5 reconocimientos positivos para eliminar 1 negativo (mas información). Desde niños estemos recibiendo comunicación negativa “no lo hagas, eso esta mal, eres tonto, no puedes, no serás capaz” , cada una de estas frases es como una taza de café negro volcada en un gran recipiente. Imagina que este recipiente somos nosotros mismos, y ahora imagina la cantidad de vasos de agua que debes echar para eliminar el café y dejar el agua cristalina. Cada vaso de agua significa una frase positiva necesaria para poder borrar o minimizar el impacto de cada frase negativa… quizás durante nuestra vida no hemos agregado suficientes vasos de agua  y aun tengamos nuestro recipiente lleno de agua turbia.

Las frases positivas, son tus vasos de agua.

Las frases positivas, son tus vasos de agua.

La mayoría de las veces no nos damos cuenta de lo que decimos y mucho menos de las consecuencias que se generan a partir de una palabra.  Muchas veces lastimamos, ofendemos ó complicamos, liamos, enredamos las cosas sólo con lo que decimos o dejamos de decir, o somos extremadamente duros con nosotros mismos. Por eso tenemos que pensar antes de hablar.

Nuestra comunicación se ve afectada por nuestras actitudes y creencias. Cada uno de nosotros percibe el mundo de forma diversa y la verdadera comunicación esta basada en intentar entender el prisma bajo el cual , el otro percibe la realidad, adaptando nuestra visión. Como podemos llegar a este punto, pues sencillo a nivel teórico, pero luego poco aplicado en nuestro día a día. Primero saber escuchar con atención transmitiendo señales no verbales y no emitiendo opinión, hacer preguntas aclaratorias, en definitiva lo que se define como escucha activa. A mi particularmente me cuesta mucho en lo que refiere al control emocional en mi relación de pareja, no aplico el intentar entender el mensaje antes de juzgarlo.  Siguiente paso, si somos capaces de escuchar de forma activa, podremos observar emociones en el otro, alegría, tristeza, preocupación, enfado; comprendiendo lo que el otro siente recibiendo su emoción y expresando acercamiento. Es muy importante controlar nuestras propias emociones para disminuir los estados emocionales negativos favoreciendo la comunicación y reforzar y compartir los positivos y si realmente queremos contactar y comunicar con otra persona.

A veces por miedo a no controlar nuestras propias emociones o por la consecuencia de las mismas optamos por no comunicar. Entonces me pregunto, ¿es posible comunicar algo negativo, una critica, una no conformidad, un NO sin herir ni salir perdiendo? Nunca olvidaré el ejemplo en un taller de comunicación que decía que cada critica negativa era como un clavo en una madera, así que aunque luego lo quitarás el hueco se quedaba hecho, la herida se quedaba allí.

Quizás el detonante de este blog fue una comunicación que no me gusto, que me obligó a replantearme algunos temas importantes. Quizás en mi recipiente habían demasiadas tazas de café, sin suficientes vasos de agua ni de mi parte ni de la suya. Después de una semana de reflexión  volveré a tener otra comunicación en la que no quiero que las emociones ni las críticas ni los NO, bloqueen la necesidad de transmitir lo que deseo, de forma que mis próximos SI sean valorados y para mantener una relación basada en el conocimiento y respeto mutuo. PalabrasPondré toda mi voluntad para expresar emociones y opiniones positivas, porque un NO no es un enfrentamiento ni un enfado, es algo puntual, no global ni para siempre. Delimitar como me gustaría que fuesen las cosas , darle a conocer como me siento, anticipar lo que me juego en cuanto a mi proyecto de vida, mantener la calma, escuchar e interesarme por lo que tenga que decirme, dar alternativas posibles deseables que cambien las circunstancias actuales .. y aunque no pueda a llegar a nada concreto, siempre agradeceré haberlo intentado y hablado.

Espero poder tener la habilidad de expresar mis ideas claramente, sin obstáculos. Me comprometo conmigo misma a tener lo que quiero, a perseguir mis sueños y alcanzarlos. A echar cada día vasos de agua que limpien las manchas de café y ser más feliz.

“Los obstáculos son esas cosas espantosas que ves, cuando apartas tus ojos de tu meta”  Henry Ford