Viaje inesperado: el encanto de las sorpresas

Viajar estará siempre en mi querer todo, porque a parte de simplemente relajarme y disfrutar me permite un crecimiento personal importante, que contribuye a mi madurez e independencia. También influye en la consolidación de mi  pensamiento crítico. Las anécdotas y recuerdos increíbles son un estupendo inicio a grandes conversaciones, viajar realmente abre mi percepción del mundo y eso me ayuda a seguir el camino de lo que quiero.

Estamos viviendo un período donde el dinero no alcanza para nada y parece que viajar queda al final de nuestras prioridades. Si nos sabemos organizar podemos encontrar alternativas para todos los presupuestos y sobre todo, nos merecemos pequeños premios, la vida no puede ser solo trabajo.Palmacés Mi última escapada ha sido cerca de Madrid, en la provincia de Guadalajara, básicamente a las villas mayores del románico Atienza y Siguenza . Nos hospedamos en la casa rural El Rincón de Palmacio, donde me he sentido como en casa gracias a las atenciones de Rosa. Se encuentra sobre una pequeña colina junto al embalse del mismo nombre, en el pueblo de Pálmaces de Jadraque. De su antiguedad como pequeña villa dan muestra restos de atalayas que ahora se asoman al pantano, y paseando por sus  calles de casas antiguas hechas de piedras rojizas es fácil encontrar bellos rincones. Quede totalmente enamorada de la casa rural y el pantano, por eso regresaré este verano a disfrutar de las piraguas. Las casas rurales son excelentes alternativas para escapadas low-cost.

Siguenza y su CatedralAdemás estuvimos en Siguenza, con su maravillosa catedral  de carácter eminentemente gótico,  siendo iniciada en el siglo XII como fortaleza defensiva de estilo románico, del que conserva las portadas principales, los muros exteriores, algunos pilares y el rosetón. En su interior el altar mayor y el coro son impresionantes, además de la capilla de Santa Catalina donde descansan los restos del Doncel, bajo una estatua de alabastro. También visitamos el museo diocesano ubicado en un palacete del siglo XVI  que expone una buena colección de arte sacro antiguo de la zona así como la Inmaculada niña de Zurbarán. Las iglesias de Santiago y de San Vicente son muestras imprescindibles del románico en Siguenza. El maravilloso castillo que por su ubicación acogió a la ciudad romana, la ciudadela visigoda la alcazaba musulmana y la fortaleza de los obispos medievales es actualmente el Parador de Siguenza y por fortuna para los visitantes, su patio de armas esta abierto sin necesidad de estar hospedados en el parador. La mejor recomendación es perderse por calles de esta ciudad y disfrutar de su comida y de su gente.

La gran sorpresa del viaje, ha sido Atienza, de orígenes remotos, esta villa es la antigua Tithya, enclave arévaco que se resistió a los romanos a la vez que Numancia. Actualmente esta formada por un conjunto histórico-artístico  en el que la arquitectura románica está muy presente ya que fué un lugar de importancia estratégica al estar situada cerca de la frontera entre los dominios castellanos y los reinos musulmanes. A partir del siglo XII se unió definitivamente al Reino de Castilla. La caballada de Atienza es una fiesta de interés turístico que celebra en recuerdo de la salvación del pequeño Rey Alfonso VIII con solo 4 años de edad, por parte de los arrieros cuando era perseguido por los Infantes de Castro.

 AtienzaAtienza se encuentra al cobijo de un Castillo de origen celtiberico, reconstruido por los cristianos en la reconquista, del que podemos observar y visitar una torre rectangular de 3 pisos y algunas porciones del resto amurallado. Pero para mi lo mejor de Atienza son sus museos, obra su párroco Don Agustín González quien hace todo lo que puede para mantenerlos así sea ejerciendo de conserje, cuidador vendedor de entradas y souvenirs, guía de visitantes o lo que haga falta!. Tuvimos la maravillosa suerte de encontrarnos con él durante nuestra visita al Museo ubicado en la iglesia románica de La Santísima Trinidad a los pies del Castillo, que sufrió reformas en el siglo XVI. Es un museo de arte religioso sobre todo barroco, tallas, retablos una capilla maravillosa en oro de estilo rococó francés en honor a la Virgen. Esta iglesia-museo alberga las santas espinas ( de la corona de Cristo, documentadas desde el siglo XV) además de una sacristía dedicada a La Caballada. Nuestro guía de lujo, Don Agustín nos otorgo el regalo de descubrir en el altar mayor las reliquias de las santas espinas. La iglesia de San Gil, del siglo XII y restaurada también en el siglo XVI, conserva del románico el ábside semicircular y los artesonados. Por otra parte, alberga otro museo de arte religioso y de paleontología, dotado de diversos lienzos, tablas, esculturas, cálices, cruces procesionales y libros religiosos, además de una colección de fósiles encontrados en la zona y un pequeña sala con restos arqueológicos. Estos dos museos están abiertos siempre.

No tuvimos la suerte de encontrar abierta La iglesia de San Bartolomé, de principios del siglo XIII y también reconstruida en el XVI. Su interior esta ocupado por un Museo de Arte Sacro con pinturas y esculturas, pero lo más impresionante es su colección de piezas de Palenteología, considerada una de las mejores de toda España y de las mas importantes de Europa que incluye mas de 10 mil piezas. Otra razón mas para repetir este verano.

Don Agustín nos obsequio unos fósiles con más de 140 millones de años de antigüedad  aún no me lo creo que los tenga sobre mi mesilla de noche. La cantidad de fósiles sin catalogar con los que cuenta, hace que estos sean el mejor recuerdo para los turistas.

Don Agustin parroco de AtienzaComo con cada uno de mis viajes, una lección para no olvidar:

  • Los sueños se hacen realidad, con constancia y esfuerzo, los imposibles finalmente son milagros.

El sueño de Don Agustin ha obrado el milagro y en su pequeño pueblo que fue grande como villa medieval con mas de 14 mil habitantes, que cuenta con solo 80 habitantes en invierno y escasos 200 en verano, ha conseguido recuperar un legado cultural e histórico que había sido abandonado en diferentes iglesias al ser cerradas. Sin presupuesto alguno, ni ayudas del gobierno, solo su voluntad  sus conocidos, algunos fieles, ha conseguido maravillarme y recordarme que si deseas algo, seguro lo consigues! Gracias Don Agustín por mantener viva la historia, el arte y el costumbrismo en la sorprendente villa de Atienza.

 “Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas.” (Henry Miller)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s