Enfrentando a mis dragones

Esta semana ha sido extraña, mis días han sido largos y con más actividades de las que soy capaz de gestionar. Ha sido una semana en la que una serie de acontecimientos, me han llevado a pensar en que cada uno de nosotros tiene unos cuantos dragones encerrados en las mazmorras del propio castillo, sufriendo cada día el riesgo de que escapen y tengamos que afrontarlos. Cuando te pones de frente a uno de estos dragones, seguramente querrás salir huyendo o simplemente esconderte lo antes posible y es que todos estos dragones se llaman MIEDO. Todos los días vemos las señales de estos dragones y con frecuencia en forma de estrés, inquietud, ansiedad y una variedad de otras formas negativas. Así que hoy he decidido bajar a mis mazmorras y enfrentarme cara a cara, a mis dragoncitos.

Enfrentando a mis dragonesMi primer dragón, es el mayor y más grande, miedo al abandono. Se alimenta de situaciones como intervenciones quirúrgicas  divorcio de los padres, rupturas de pareja, así que mi dragón ha estado muy bien alimentado desde que soy una niña. En general este dragón ha tenido comida gratis desde que nacemos, porque un bebe es incapaz de sobrevivir si lo abandonan, por tanto este miedo es instinto de supervivencia. Este dragón ataca nuestra autoestima y nos hace cuestionarnos cuanto valemos, hace que queramos quedarnos en la celda con él perdiendo nuestra propia esencia. Así que la única forma que tengo de plantarle cara es  disfrutar el tiempo que tengo para mi misma SOLA, también le planto batalla tomando decisiones sin pensar en como reaccionarán los otros, porque quien me quiere respetará mi esencia y no querrá cambiarme y por supuesto decir que no y que me digan que no también lo mantendrá a raya.

Otro de mis dragones, miedo al fracaso o a cometer un error. Este dragón se ha alimentado de errores pasados, lo que es normal en todo ser humano, pero ha significado un obstáculo en el camino del éxito. Otros de sus alimentos favoritos han sido el pesimismo y el no arriesgar, justamente por no querer fracasar, y claro que comía del miedo a recibir una critica o a perder. Es el dragón que me enseña la mayor cantidad de excusas y lo peor es que en algunas ocasiones le hago caso y pospongo mis planes, incluso me lleva a jugar a medias, pensando en conservar más que en ganar. Así que para poder enfrentarlo tengo que asumir que cometer errores es solo un paso más para alcanzar el éxito, y siempre ganaré el aprendizaje acumulado gracias a esos errores. Con el compromiso de levantarme cada vez que caiga este dragón estará bajo control.

Mis miedos mis dragones_phixrHay un dragón que he logrado domesticar y vivimos en una tensa armonía, como viejos conocidos, miedo al cambio. Se alimenta del olvido de luchar por lo que queremos, de nuestra permanencia en la zona de confort, en lo que conocemos, crece con nuestro miedo a lo desconocido cuando preferimos sacrificar incluso nuestra felicidad con tal de no cambiar. Con este dragoncito tengo que estar atenta porque aunque se que como personas somos capaces de adaptarnos a nuevas situaciones, y aparentemente he realizado muchos cambios exitosos en mi vida, a veces se rebela y me paraliza.

Y claro que existen más dragones sueltos por ahí, miedo al éxito, a no estar a la altura, a tomar decisiones, al compromiso, a hablar en publico, a la soledad, al futuro. Todos hemos sentido miedo en algún momento de nuestra vida y eso es lo más natural del mundo, tenemos dragones cerca. Cada uno somos responsables de identificar nuestros propios dragones y dejar de ponernos excusas para enfrentarlos. Las excusas claramente son un gran obstáculo a la hora de conseguir nuestros sueños, todo lo que queremos. Los dragones son pura emoción, al conocerlos racionalizamos el miedo y podemos sentirnos mejor y actuar en consecuencia (mas sobre como racionalizar emociones: Emocionalmente Racional). En la mayoría de casos ese final tan terrible como resultado de ver cara a cara al dragón no será malo como pensábamos ,incluso puede ser muy muy bueno y seguro sobreviviremos a ese encuentro.

Vive sin miedoSi tengo claro qué es lo que quiero y tengo una estrategia basada en objetivos realistas, podré seguir adelante, paso a paso aún si tengo un dragón bloqueando el camino. Ni siquiera tendré que matar a mi dragón, ni encadenarlo en la oscura mazmorra; solo tendré que seguir adelante pasar a su lado y decirle adiós, hasta el próximo día que quieras salir porque ya no te tengo MIEDO. Tengo el deber y el derecho de disfrutar de todos los aspectos de mi vida!. 

“No hay nada peor en la vida que perderla por miedo a vivirla”

Anuncios

8 pensamientos en “Enfrentando a mis dragones

  1. Pingback: Un objetivo fundamental: Ser feliz! | Querer Todo

  2. Es el post que mas me ha gustado hasta el momento, es un blog que me ayuda a vivir el día a día con mucha mas fuerza y energía, junto con Azorín, de lo mas inspirador que he leido ultimamente, sigue así guapa

  3. Pingback: Evitando que el éxito sea una estrella fugaz. | Querer Todo

  4. Pingback: Evitando que el éxito sea una estrella fugaz. » Yo Evoluciono

  5. Pingback: Pequeñas y grandes decisiones: construyendo un hogar | Querer Todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s