Ni mejor ni peor, simplemente distinto

Desde hace unos años la igualdad entre hombres y mujeres es un principio fundamental de la democracia, y se encuentra regularizado a nivel jurídico. Estoy totalmente de acuerdo en la equidad de oportunidades y beneficios, en el desempeño de roles, al trato imparcial como personas tanto para hombres y mujeres, pero somos distintos y eso no se puede cambiar. Tanto en la vida social y de pareja como en la profesional, nuestras diferencias son de gran relevancia en nuestros comportamientos. No somos ni mejores ni peores, simplemente distintos y gracias a las diferencias se logran resultados mejores.

Viva las diferenciasNosotros, las chicas solemos orientarnos hacia las personas, nuestras posibilidades de establecer relaciones interpersonales son mayores. Nos encanta hablar, afrontamos los conflictos hablando y mejor aún si es de lo que sentimos, porque somos emocionales ( con sus excepciones como todo y me incluyo de vez en cuando me paso de racional).¿ Os suena que seamos intuitivas? . Solemos ponerle pasión a las tareas que emprendemos siendo muy perseverantes, nos proyectamos en lo que hacemos en nuestro trabajo. Dicen que nos gusta interesarnos por los detalles humanos y las anécdotas  de modo que en algunos casos parecemos chismosas… no se yo si estoy demasiado de acuerdo con esto.

Y ellos como son?, son mas prácticos  se orientan a las tareas, obligaciones y cosas más que a las personas. Menos emocionales, afrontan los problemas actuando y nos les gusta hablar demasiado (salvo excepciones como siempre ). Menos intuitivos y más lógicos, manteniendo su identidad fuera del trabajo. Se interesa mas por los hechos y los datos mas que de las personas. Sobre este ultimo punto se dicen que a las mujeres nos encanta el chisme, pero ellos son grandes maestros en “comunicación trivial”. Constantemente están chateando en el trabajo o comunicándose por algún medio para decir lo que les pasa durante el día ejemmm no lo que sienten… ¿ estáis de acuerdo o no? Chicos no me crucifiquéis!

Algunas veces nuestras emociones nos traicionan y podemos malinterpretar muchas acciones incluso formas de decir las cosas de los hombres; acciones que en la mayoría de los casos, nunca fueron acciones intencionales, sino más bien apelaron totalmente a esa característica tan inherente en el hombre: ser más prácticos y lógicos. Un detalle que no debemos pasar por alto, los hombres tienen el centro del lenguaje en el hemisferio izquierdo del cerebro (lógico) y las mujeres lo tenemos en ambos lados del cerebro, así que paciencia, a ellos les cuesta mas hablar.

competencia-hombres-mujeresEn mi propio trabajo, son claras las diferencias entre hombres y mujeres a todos los niveles. Nuestras diferencias cerebrales por ejemplo las relacionadas a la capacidad de expresarte con palabras o a las habilidades espaciales, pueden implicar distintos comportamientos que resultan beneficios porque se complementan y las decisiones tomadas suelen ser de mejor calidad. Simplificando muchísimo el tema y cayendo en algunas generalidades, las mujeres tendemos a ser, más comunicativas y buscamos crear soluciones que funcionen para el equipo, otro ejemplo, lo encontramos en la búsqueda de información de las mujeres explorando nuestro entorno continuamente, mientras que los hombres centran mejor sus observaciones en conjuntos de acciones específicas. En cuanto al liderazgo, los hombres suelen tener mas visión estratégica y de negocio y tienen más facilidad para asumir riesgos, las mujeres solemos ser más efectivas en la planificación estructurada y en el seguimiento de objetivos. Por eso combinando estas habilidades seremos capaces de ver el árbol y el bosque a la vez, seguramente nos sentimos identificadas cuando algunas veces nos dice que solo vemos el árbol y no el bosque entero. El liderazgo de la mujer suele estar apoyado en el desarrollo de los equipos y en mi caso particular es muy cierto. En mis equipos, tenemos una gestión dual de proyectos (parte meditada, gracias a la propuesta de un chico) chico-chica (por pura casualidad) que esta dando excelentes resultados.

En nuestras relaciones personales y más aun de pareja, es importante no perder de vista las diferencias entre hombres y mujeres y debemos aceptarnos como tales. Los chicos se   motivan cuando se sienten necesitados, y las chicas nos sentimos motivadas si nos sentimos halagadas, suena a tópico pero en el fondo es así el caballero de la armadura resplandeciente y la princesa, aunque ahora las princesas matan a los dragones y se salen de las torres solas y nuestros caballeros se van en busca de nuevos retos.

Los chicos necesitan tiempo y espacio para estar con sus amigos, los vínculos entre “amigotes” son muy diferentes a los nuestros con nuestras amigas. AmigotesEllos entre amigos se relajan y olvidan de la competencia y del mundo exterior, están unidos por algo ajeno a sus principales intereses. Los temas de conversación pasan básicamente por el fútbol u otros deportes, las mujeres en general pero casi nunca su propia pareja en particular, para verlo mas fácilmente con un ejemplo, hay grupos de amigos que tienen toda la vida quedando a comer y para conversar, que sienten un afecto genuino entre ellos, pero pueden no saber ni el nombre de las esposas o novias de los otros. Nosotras en nuestras amigas nos sentimos complementadas, son nuestro espejo (más información sobre amistad entre chicas), cosa que no es necesaria entre chicos para ser amigos y a veces nos cuesta entender, basta que compartan alguna actividad.

Algunas notas curiosas: las mujeres tenemos mejor visión periférica ( se nos da bien mirar de reojo sin que nos pillen infaganti), pero ellos tienen mejor vista de la profundidad y perspectiva, por eso aparcan mejor ( o eso dicen). Las mujeres manejamos mejor el trafico de información entre los dos hemisferios del cerebro, lógica y emoción, porque nuestro cuerpo calloso es mas grueso, por esto a los chicos les cuesta más hacer dos cosas correctamente al mismo tiempo. Y finalmente SEXO, los hombres tienen las zonas del cerebro relacionadas con la sexualidad, más grandes que las mujeres. Nosotras tenemos un período de fertilización óptimo y para ellos, cualquier momento es bueno. Esto es una adaptación para la propia supervivencia, ya que que a nosotras nos toca cuidar del bebe y también preparar el cuerpo antes de tener otro. Sin embargo, el hombre, debe estar dispuesto para esta época en la que quiera la mujer.

hombre-mujerPodría escribir mil lineas mas, pero voy a resumirlo de forma sencilla: ¡que vivan las diferencias!. Entender estas diferencias es un paso más para tener éxito y conseguir aquello que queremos, además de tener relaciones interpersonales win – win. Seguro que en este punto, estamos todos de acuerdo ¿o no?

Kennedy, John Fitzgerald: “Si no podemos poner fin a nuestras diferencias, contribuyamos a que el mundo sea un lugar apto para ellas.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s