Mi Caja de Pandora: el arma secreta

En la mitología griega, Pandora fue la primera mujer y estaba dotada de una belleza extraordinaria, como regalo de los dioses recibió una misteriosa caja que no debía abrir bajo ningún motivo. La curiosidad pudo más y Pandora terminó abriendo la caja (en realidad un ánfora) liberando los grandes males del mundo, enfermedades, dolor, locura, asustada cerro la caja antes de que saliera todo lo que había en su interior, conservando solamente la esperanza. Ya que la esperanza estaba metida en la misma caja que todos los males, es de suponer que los griegos en su mitología la consideraban algo negativo, seguramente por el peligro de quedarnos en el todo saldrá bien, sin hacer nada. Muy probablemente de aquí viene la frase “La esperanza es lo último que se pierde”.Caja de Pandora

En algún momento de nuestra vida hemos abierto la Caja de Pandora y liberado el desanimo, pesimismo, la sensación de no ser capaz de salir adelante y que todo se viene encima, sentimos que la vida nos golpea con fuerza y parece que se acumulan en el camino más fracasos que éxitos. En esos momentos no debemos olvidar que aún tenemos un arma secreta guardada en nuestra caja, la Esperanza. No me refiero a la esperanza contemplativa sin acción, sino la Esperanza que me permite creer que tengo la voluntad y los medios para alcanzar todos mis objetivos sean cuales sean. En mi caja de Pandora tengo el arma secreta que aumenta mis posibilidades de éxito.

Tener esperanza implica tener metas y objetivos claros, sin esperanza parece que no vale la pena intentar nada y por tanto para que plantearse querer algo, si no lo vamos a tener. La esperanza también impulsa a crear un plan de acción, una ruta que me ayude a llegar a mis objetivos, incluso la esperanza me ayudará a encontrar un plan B en caso de fracaso.  ¿Cómo saltamos obstáculos sino es con la esperanza de que podemos hacerlo? Si me caigo saltando, pues lo rodeo, de una forma u otra,  creo que final lo lograré  que solo hace falta más esfuerzo, y por tanto no perderé ni la fe y ni la confianza. Esto, por sí mismo, aumenta mis probabilidades de éxito, aunque sea solo por intentarlo una y otra vez.

La esperanza también incluye pensamientos positivos, optimismo y por supuesto creer que se puede. Es la motivación necesaria para seguir adelante y seguir esforzándome en busca de lo que quiero.

Arma Secreta La EsperanzaSer optimista y tener esperanza, significa tener grandes expectativas que, en general, las cosas saldrán bien en la vida a pesar de los contratiempos y frustraciones, eso sí el optimismo tiene que estar bien anclado en la realidad sino podría ser desastroso.  Detrás de toda esperanza hay una promesa, y detrás del optimismo siempre hay una persona que mantiene enfocado el lado favorable de las cosas y entrena la propia motivación para ser capaz de saltar obstáculos, rodearlos o incluso destruirlos. Además no puedo quedarme sentada esperando que alguien me motive. Escucho mucho la frase, tanto en mis compañeros y amigos como en mi misma “tal cosa o tal otra no me motiva”,… y a qué estamos esperando?, que llegue un hada con una varita mágica y cambie todo? NO, nada de eso, la primera y única responsable de estar motivada soy yo misma!

La motivación está basada en mis propias metas y prioridades, si no lo tengo claro, iré dando bandazos y perdiendo toda esperanza de alcanzar mis objetivos, por eso también tengo que ser responsable de tener claro el motivo de mi actuación, ya que este mismo motivo será el que finalmente define mis propios obstáculos.

¿Cómo puedo usar desde ya mi arma secreta? Primero voy a atacar los pensamientos sobre situaciones tristes, adversas, complicadas o irreversibles, que definitivamente desaniman y nos hace perder todo tipo de esperanza. Aquí lo mejor es salir de ese estado emocional que es como un agujero negro,  con actividades que nos hagan pensar y sentir lo contrario, como una película, un libro, una canción, o dejando que los amigos nos cuenten historias divertidas, llenando nuestra alma de vasos de agua. Ya se que a veces no somos ni capaces de levantarnos de la cama, por eso creer que se puede cambiar es el primer paso.

Otro gran poder secreto de mi arma, que puedo usar ya mismo, es mirarme el ombligo sin castigarme por mis errores e imperfecciones, teniendo claro que ni soy una superwoman ni podré serlo, esto tanto a mi como a cualquiera,  proporciona una carga de positivismo, con la esperanza de que con entrenamiento y continuo aprendizaje podemos superar los errores y cambiarlos. Y ya por último, si dejamos de cuestionarnos tanto y empezamos a preguntarnos qué podemos hacer hoy, pensando hacia el futuro y reconociendo aquello que está a nuestro alcance realizar ( sin olvidar el anclaje en la realidad) recordando  los buenos momentos, los logros y con nuestras fortalezas como una forma de automotivación y alimento a nuestra esperanza de que si podemos!

Escribir este post es el resultado de mi esperanza, de que el nuevo tratamiento funcionarán mejor y le diré adiós a mis dolores de cabeza, porque al compartir mis ideas puedo motivar a otras personas y cultivar mi propia motivación. Y es que si le haces agradable la vida a otras personas, haces inspiradora tu propia vida: es el modo más seguro de motivación.

No hay imposibles solo cuestion de tiempoSi esperas poco de la vida, lo más seguro es que obtengas poco. Si esta ha sido tu actitud hasta ahora, es el momento de empezar a cambiar. Estoy segura que se puede aprender a tener más esperanza y encender la llama que permite alcanzar muchas más metas de las que has alcanzado hasta ahora, es cuestión de creer en uno mismo! Yo espero TODO, no hay imposibles y por eso estoy segura que conseguiré muchas cosas de las quiero en mi vida, solo es cuestión de tiempo.

 El arma secreta, es creer que se puede!! porque “la esperanza es el sueño del hombre despierto” Aristóteles.

Anuncios

10 pensamientos en “Mi Caja de Pandora: el arma secreta

  1. Super!

    Encantada con tu escrito! No solo es una herramienta para otr@s, sino que tambien se persive que haz vuelto a retomar el proposito del blog! Exito!

  2. ¡Me encanta y estoy totalmente de acuerdo! Somos nuestra mejor arma y al a vez nuestros peores enemigos, pero siempre tenemos que recordar que hay que levantarse, luchar más, cambiar de tácticas y no rendirnos para vencernos y salir ganando en la vida.
    Un beso!

  3. Pingback: Paz y Fuerza para mi Querida Venezuela | Querer Todo

  4. Pingback: La razón se impone a los esclavos de la pasión | Querer Todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s