Desaprendiendo: No soy SuperWoman

Durante años me he exigido todo y más, muy propio de mi que quiero todo y más. Siempre pienso que puedo dar mas, que nada es suficiente, lo que generalmente ha sido positivo, automotivación en todo su esplendor y me ha llevado a alcanzar todo lo que tengo a día de hoy.

Un seguidor de este blog me aconsejo dividir, hacer parcelas para definir que quiero en cada una de ellas y no ver el todo del todo, pues aquí estoy como el bien dice subiendo la escalera peldaño a peldaño, desaprendiendo, no soy, y no quiero ser Superwoman.

Superwoman

¿Y que he hecho últimamente?, querer tener el pelo perfectamente peinado, teñido y rizado o liso de acuerdo al día ( no podéis imaginar lo mal que me sentía mientras estuve en el hospital que aún con la vía suero y calmantes en el brazo y sin valerme por mi misma obligue a mi pobre novio a lavarme el pelo), mi cuerpo pobrecito, aún siendo normal, siempre me veo gorda y fuera de forma. No soy capaz de salir de casa sin verme perfectamente vestida y por supuesto con estilo, maquillaje natural sin faltar una buena capa de rimmel. Quiero tener un hogar ideal decorado con gusto  y con ese calor que conocí en el de mis yayos, lleno de amigos, y claro mi novio al que también le exijo que sea ideal y con el que espero tener unos niños educados guapos e inteligentes. Y por supuesto, ser una directiva de éxito que consigue todos sus objetivos quedando bien tanto con clientes como con mis compañeros y los equipos que gestiono. Ah y por que no, sembrar un árbol y escribir un libro. Normal que me diera un “chungo” y terminara en el hospital.

Pues bien, tengo que replantear expectativas. Mi vida ha sido una serie de experiencias donde siempre he creído que podía hacer mas, y al no ser es  capaz de hacer bastante ( el bastante que estaba en mi mente) he generado algunas frustraciones. Tampoco he hecho muchas cosas por el simple placer de hacerlas, más bien siempre orientada a algún objetivo, aprender francés o hacer un MBA para avanzar en mi carrera, aprender a cocinar para sorprender a mi novio  y así la lista es larga. Además soy controladora y perfeccionista. Ahora bien es el momento de quitarme la capa, si si, esa que durante años me ha ayudado a volar; y para poder quitármela como no podía ser de otro modo por alguna parte tengo que empezar:

vivir

  • Establecer o aclarar mis prioridades: de todo lo que quiero cuales son mis todos mas importantes y que de lo que tengo es necesario preservar
  • El tiempo no es ilimitado y mucho menos flexible, lo importante va primero, tengo que delegar aunque piense que nadie lo hace tan bien como yo, merece la pena que salga regular pero que salga adelante. Tengo que dejarme ayudar.
  • Decir NO sin culpabilidad, ya escribí sobre el gran poder del NO, pues venga a que espero para aplicármelo, el NO es lo único que mantendrá a salvo mis prioridades sin sentimiento de culpabilidad.
  • Cada cosa tiene su tiempo, y hay un tiempo para cada cosa, como ya escribí nada de saltarme comidas, no descansar, no relajarme. Tengo que separar el tiempo del trabajo de mi tiempo libre, no hay nada que no pueda esperar a mañana ( bueno si hay una urgencia se hace una excepción . Mis prioridades de nuevo cuentan si quiero tener un hogar no puedo pasar 24 horas conectada al trabajo.
  • Hacer lo que quiera hacer por el solo placer de hacerlo, sin objetivos medibles, así que manos a la obra para pintar, quedar con mis amigas a pintarnos las uñas y hablar, salir a pasear sin mas objetivo que disfrutar, leer una novela , simplemente disfrutar del placer de VIVIR.

Estos días que estoy de baja, espero avanzar hasta encontrar el punto donde me acepto como una verdadera chica imperfecta, auténticamente YO, feliz con lo que tengo, sintiéndote bien en mi piel, en mi cuerpo, atendiendo a mis propias prioridades y dejándome ayudar.

Bye bye capa

No quiero pagar el precio tan alto que implica llevar la capa y volar!

Yo no soy superwoman!

Anuncios

8 pensamientos en “Desaprendiendo: No soy SuperWoman

  1. Este peldaño lo has subido con decisión. No es fácil tomar decisiones diferentes a las que estamos acostumbrados. Quiero añadir un verso al primer poema de “En cabeza ajena”: “Recuerda… y vive” (Lo has leído ya?). En cualquier caso añade… (y este es para ti en excluisva) “Es que lo eliges”
    ¡Ánimo!

  2. No eres, ni ninguna chica lo es… solo queremos llenar nuestros espacios vacios en metas a corto y largo plazo… eso no esta nada mal… pero se nos olvida la vida… vivir… y disfrutar lo mas sencillo de ella… Q tal si hueles una rosa y te mojas el la lluvia?! Vive!!

  3. Hola Katy…que grata sorpresa leer tu blog :-))))) Para mí lo verdaderamente prioritario e importante en la vida, en lo que hay que pensar y depositar toda la energía, es en aquellas cosas que piensas cuando estás en una cama de fría de hospital un poco pachucho….el resto son añadidos o complementos superflúos! supongo que en una cama de hospital nadie pensará en el coche tan veloz que tiene, ni en la casa tan grande y bien decorada, ni en ese evento al que pensabas ir por compromiso, ni en ese trabajo aburrido por el que te pagan a final de mes, ni en si tienes el pelo largo, corto, rubio, rizado o con mechas…no te quedas con nada de eso!..te quedas con la gente que amas, con la piel, con los sentimientos… y también con un poco de cara de tonto por haber estado gastando tanto tiempo de tu vida en cosas anodinas.

    un beso kathy 😉

  4. Pingback: 5 acciones para salir de una encrucijada o callejón sin salida | Querer Todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s