Mirando a mi ombligo: Madurez y Emociones

Cuando nacemos y somos niños, somos totalmente dependientes de otros. Sin cuidados no lograríamos sobrevivir. Con el paso de meses y años crecemos física  emocional y económicamente volviéndonos mas independientes, hasta hacernos cargo de nuestra propia vida. Crecer significa también madurar y entender que en realidad somos interdependientes y necesitamos los unos de otros.  No siempre la madurez física va acompañada de la mental y terminamos viviendo en el paradigma “tu cuidas de mi y yo te culpo de los resultados”, o evolucionamos un poco más y somos independientes  “yo puedo hacerlo, me basto a mi mismo”. Pero realmente la madurez va asociada a la interdependencia “nosotros podemos hacerlo, podemos colaborar y combinar nuestros talentos para crear juntos algo mas importante”.

La dependencia emocional implica que para sentirme segura necesito de la opinión que otros tienen de mi, una opinión negativa puede llegar a ser catastrofico!. Por otra parte la independencia emocional permite que mi interior marque las pautas, no en función de los demás. Aunque esto ya es un avance en la madurez, puede ser la causa del olvido de las responsabilidades sociales basándome en que soy muy independiente y no necesito a nadie, pues claro así estarás solo y descubriendo que en el fondo lo que existe son dependencias aun más profundas que permiten que otras personas arruinen nuestras vidas y que nos sintamos victimas de circunstancias que están fuera de nuestro control.

Rorbert_EliasLa madurez personal implica fuerza necesaria para actuar en lugar que se actúe sobre nosotros. Vivimos en un entorno por naturaleza interdependiente, los seres vivos nos necesitamos para subsistir. Es cierto que primero debemos ser personas independientes para elegir vivir dentro de un proyecto común y vuelvo a mi idea primogénita, un Hogar

Eligiendo vivir de forma interdependiente, como seres humanos que somos cargados de emociones ( en otro post profundizare sobre las emociones), salta a la vista que en las relaciones humanas los pequeños detalles cuentan. En este punto me planteo para seguir avanzando un ejercicio del Taller de Liderazgo y Coaching del IE, que te ayudaba a revisar el estado de salud de tu balance de emociones, tal cual fuese una cuenta en el Banco.

Por ejemplo, una cuenta emocional con poco saldo se caracteriza porque los demás me pueden presionar fácilmente, me siento presionada o con sensación de inferioridad. También se ve reflejada en la preocupación excesiva por el que dirán los demás de mi, o simplemente soy arrogante para tapar mis inseguridades. Otro claro síntoma de bancarrota emocional es actuar de modo auto-destructivo fumar,beber, no llevar una vida sana y ya culminamos con la envidia al de al lado que tiene una vida exitosa.cuenta emocional

Una cuenta emocional saneada incluye creer en mi misma, no tener excesivo interés en ser popular, ser auto-suficiente y no ser presionado fácilmente por los demás. La vida se orienta a través de metas y podemos alegrarnos por el éxito de los demás sinceramente.

¿ Puedo mirarme el ombligo y revisar el estado de mi cuenta emocional?.

Podría plantearme hacer nuevos depósitos para mantenerla en alza (he abusado de algunos retiros como el trabajo exagerado sin cultivar los aspectos mas personales), en el día a día, en mi relación de pareja sometida a reflexión, en mi trabajo y con mi familia. De esta forma podría tener el equilibrio necesario para dar el máximo en cada entorno.

Mirar mi obligo para re-plantear quien soy

Mirar mi obligo para re-plantear quien soy

En la vida se crece paso a paso y no podemos saltarnos ninguno, no podemos correr antes de caminar, ni caminar antes de andar a gatas, caernos y levantarnos y volverlo a intentar. Por eso cada aprendizaje toma su tiempo ya sea crear una amistad, construir una pareja o aprender una profesión. La sociedad a veces nos engaña y nos montamos la película que hay soluciones rápidas para todo y que podemos saltarnos el aprendizaje a veces doloroso y que requiere entrenamiento ( fiel creyente de esto). La realidad es que no hay atajos, se cosecha lo que se siembra! Sabemos muchas cosas que no sirven para la vida diaria, aprendí a calcular la radiación de un arreglo-reflector plano en tecnología microstrip, pero aun no sé tantas cosas de mi y aún menos de las relaciones humanas.

Definitivamente, es el momento de parar y reflexionar, mirar mi ombligo para avanzar.

Anuncios

3 pensamientos en “Mirando a mi ombligo: Madurez y Emociones

  1. Hola, desde hace un tiempo he estado leyendo este blog y me quede pensando que quizás a ti te serviría ahora que estas en la búsqueda de lo que realmente te gusta hacer, es una de mis páginas favoritas, aparte de los post los comentarios ayudan bastante. Espero que te guste http://www.oyedeb.com/

  2. Pingback: Pequeñas y grandes decisiones: construyendo un hogar | Querer Todo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s