Paz y Fuerza para mi Querida Venezuela

Hoy es imposible evitar escribir sobre un hito en la historia de mi querida Venezuela, la muerte de Hugo Chávez. Hace mas de catorce años deje mi país  y son ya más de siete los que tengo sin volver, por tristeza, por miedo, por la inseguridad. No estoy de luto por tu muerte Chávez, y aún así espero que descanses en paz, porque tu infierno ya lo viviste tratando de darle la espalda a la enfermedad que te estaba matando, el infierno que tus propios camaradas te hicieron vivir difiriendo, retrasando el inevitable final por razones egoistamente políticas.

Lo que queremosVenezuela se llenó de odio, se dividió en buenos y malos ( los imperialistas), en ricos y pobres, en chavistas y escualidos o majunches. Perdimos una de las características mas hermosas de nuestro pueblo, la hermandad. Pienso que lo intentamos, marchamos, caminamos, firmamos, a cambio recibimos insultos por no estar de acuerdo, amordazaron al país cerrando emisoras de radio y televisión, nos cerraron el paso con tiros y muertes. Es cierto que Chávez contribuyo al desarrollo de zonas que estaban sumidas en extrema pobreza incluso podría decir que genero algunos lazos en América Latina, pero el coste fue muy alto, ya que empobreció al país entero. A día de hoy Venezuela esta endeudada, arruinada, increíble para un país con tantos recursos naturales, muchos han sido regalados a otros países bajo la bandera de la revolución. Un país con el potencial de ser el más rico de Latinoamerica bate récords de inflación y corrupción. Y hay mucho más, la propia corrupción, la intimidación, la manipulación, y la mentira, sembrar el odio fue la única forma que entendió para controlar al pueblo venezolano, aprovechando la ignorancia de muchos, un carácter carismático y un gran ego. Al venezolano se le han negado sus libertades básicas, un pueblo que se conformo con limosnas. Quizás Chávez fue un sacrificio necesario para despertar del letargo y conformismo en el que 40 años de democracia mal llevada nos había sumido y esto Chávez lo supo aprovechar muy bien para concentrar en él todo el poder con la excusa de eliminar la corrupción.

Ahora Venezuela tiene una nueva oportunidad para la democracia, aunque puede parecer una oportunidad dudosa y llena de obstáculos. Tendremos que transitar un camino duro, inestable y posiblemente violento. Ahora es el momento de recordar que existe la esperanza, que así como se han liberado el odio, la división, podamos confiar en que la paz y la democracia resurgirán de las cenizas que ha dejado Chávez y que los venezolanos tengamos la fortaleza suficiente para superar las dificultades que encontraremos en este camino.

En estos años no he dejado de querer una Venezuela donde no muera tanta gente a tiros por culpa de la delincuencia, donde existan suficientes hospitales, escuelas y universidades con profesionales bien capacitados para su función. Una Venezuela productiva, no donde el estado de limosna, con un transporte de calidad y suficiente infraestructura (aun recuerdo los atascos infernales de horas). No he dejado de soñar con una Venezuela de verdad independiente, que no dependa de conflictos en otros países que mantengan el precio del petróleo alto, o controlada por Cuba.

VenezuelaQuiero buscar en los recuerdos de la Venezuela plural, donde las diferencias políticas se olvidaban en un Caracas -Magallanes, donde todas las clases sociales disfrutábamos comiendo “asquerocitos” ( perritos calientes) en plena noche en un puesto ambulante sin miedo. Quiero que el orgullo de ser Venezolano este en mi, en cada uno de los que nacimos o crecimos en ese gran país. Quiero soñar con la Venezuela de las posibilidades, a la que llegaron tantos inmigrantes que han ayudado al desarrollo del país  donde la igualdad de oportunidades y el esfuerzo personal era la única vía para una mejor calidad de vida, no las limosnas populistas.

Tenemos que asumir nuestra responsabilidad, y no paralizarnos por el miedo, sin obsta-culos no hay héroes. Quiero que mi Venezuela recupere la normalidad, con gobernantes honestos que cumplan el trabajo para el que fueron elegidos, no que pasen horas hablando tonterías. Que las opiniones diferentes sean escuchadas y no silenciadas y que de una vez por todas, se aparque el odio y trabajemos por un futuro mejor.

Quiero con todo mi corazón poder volver a Venezuela, pasear por sus hermosas playas, volver a subir al Ávila, visitar el Teresa Carreño, comer empanadas de cazón o queso en Margarita. Quiero visitar mi alma mater, la Universidad Simón Bolívar  orgullo de tantos venezolanos y que me abrió las puertas a un futuro diferente, quiero ir a un partido Caracas-Magallanes, quiero reencontrarme con mis amigos desperdigados por el mundo en nuestra ciudad, en nuestro país. Quiero abrazar a mi familia, quiero volver a celebrar la navidad con la alegría de los fuegos artificiales y las gaitas.

Ahora está en nuestras manos como venezolanos, redefinir y reconstruir el país que tanto deseamos cómo un estado pacífico, democrático, y próspero; libre de la opresión de Chávez.

About these ads

5 pensamientos en “Paz y Fuerza para mi Querida Venezuela

  1. Muy bueno prima, que bonita esa Venezuela de la que hablas y a la que quieres volver, creo que ese el deseo de muchos venezolanos. Un abrazote grandisimo.

  2. Todos deseamos volver a esa Venezuela, y ganas de construirla tenemos muchos… Espero de verdad podamos salir de esta situación para recuperar a nuestro bello país…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s